Reuters.- Donald Trump y Hassan Rouhani intercambiaron insultos este martes en la Asamblea General de las Naciones Unidas, en una jornada en la que el presidente de Estados Unidos prometió más sanciones contra Irán y su par sugirió que la “incapacidad” intelectual del republicano lo lleva a tomar algunas de sus decisiones.

Trump usó buena parte de su discurso ante la Asamblea General de la ONU para atacar a Irán y describió a la república islámica como una “dictadura corrupta” que está obligando a los ciudadanos iraníes a pagar por sus agresiones militares en el exterior.

“Los líderes de Irán han propagado el caos, la muerte y la destrucción”, dijo Trump en la asamblea anual de la ONU en Nueva York. “Ellos no respetan a sus vecinos ni fronteras ni los derechos soberanos de las naciones”, añadió.

En mayo, Trump retiró a Estados Unidos del acuerdo internacional de 2015 para poner freno al programa nuclear de Irán a cambio de un alivio a las sanciones.

PUBLICIDAD

“Las sanciones adicionales se reanudarán el 5 de noviembre y habrá más. Estamos trabajando con países que importan petróleo crudo iraní para reducir sus compras sustancialmente”, dijo Trump en la ONU.

Lee también: Volkswagen saldrá de Irán ante sanciones impuestas por EU

En su discurso, el mandatario recitó sus políticas de “Estados Unidos Primero”, las cuales han alterado el orden mundial al retirar al país del acuerdo climático de París. Desde que llegó al poder, Trump también amenazó con castigar a las naciones de la OTAN por no pagar más por la defensa común.

“Nunca cederemos la soberanía de Estados Unidos a una burocracia global no electa e irresponsable”, dijo Trump. “Estados Unidos está gobernado por los estadounidenses. Rechazamos la ideología del globalismo y adoptamos la doctrina del patriotismo”.

‘Debilidad intelecual’ de Trump

El discurso de Trump se dio en gran medida ante el silencio de los líderes mundiales, quienes no se sienten cómodos con los puntos de vista individuales del republicano, debido a que han puesto a prueba las relaciones de Estados Unidos con sus aliados tradicionales en todo el mundo.

Rouhani, quien habló más tarde, criticó drásticamente la decisión de Trump de abandonar el acuerdo nuclear, dijo que no necesita sacarse una fotografía con el mandatario estadounidense y sugirió que la decisión de retirar a Washington de las instituciones globales es un defecto de carácter de su líder.

“Enfrentarse al multilateralismo no es una señal de fortaleza, más bien es un síntoma de debilidad intelectual: delata una incapacidad para comprender un mundo complejo e interconectado”, señaló.

“La posición de Irán es clara: no hay guerra, ni sanciones, ni amenazas, ni intimidación, solo se actúa de acuerdo con la ley y el cumplimiento de las obligaciones”, añadió.

El mandatario estadounidense comparó las relaciones con Irán con lo que llamó una mejora en los lazos con el líder norcoreano Kim Jong Un, con quien Trump se reunió en junio en Singapur como parte de una campaña para que Pyongyang renuncie a sus armas nucleares.

En su discurso del año pasado ante la ONU, Trump dijo que Kim era un hombre empeñado en la destrucción nuclear. Hoy, lo elogió por detener las pruebas atómicas y de misiles, por la liberación de los estadounidenses prisioneros y por devolver algunos restos de soldados estadounidenses muertos en la Guerra de Corea de 1950.

Trump y Kim están tratando de organizar una segunda cumbre.

 

Siguientes artículos

Este apartado del TLCAN quiere ‘jugar’ con la salud de los mexicanos
Por

Este habla de una sanción a aquel país que en sus productos inserte etiquetados advirtiendo de los daños a la salud que...