El año pasado Citibanamex calificó la consulta para la construcción del Nuevo Aeropuerto de la Ciudad de México como “el error de octubre”, ese mes, las 10 Afore que componen la oferta de administradoras de Fondos para el Retiro en el país tuvieron minusvalías por 131,833 millones de pesos.

En 2018, las afores iniciaron el año con 3.216 billones de activos administrados, para el cierre de año, reportaron 3.327 billones, un crecimiento de 0.2% equivalente a 158,595 millones de pesos.

Aunque el saldo total subió, en materia de ganancias se registró una baja de -3.9% en los rendimientos al cierre de 2018. La Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) explica que esto ocurrió porque, durante 2018, particularmente en el último trimestre del año, se presentaron diversos acontecimientos que indujeron incertidumbre entre los inversionistas.

“La mayor percepción de riesgo se reflejó en una mayor volatilidad de los mercados financieros internacionales, afectando negativamente los precios de los algunos activos financieros, entre ellos, algunos en los que invierten las AFORE”, explicó la Consar en su informe trimestral.

Los sucesos referidos son

• La guerra comercial entre Estados Unidos y China
• La negociación del nuevo T-MEC
• El proceso de salida del Reino Unido de la Unión Europea (Brexit)
• El aumento de la tasa de interés de referencia de la Reserva Federal de los Estados Unidos
• Las menores perspectivas de crecimiento global, especialmente en las economías
Avanzadas

Lo cierto es que las Afores tuvieron descalabros en el valor de su cartera y se recuperaron a velocidades diferentes.

A excepción de Invercap (-6%), todas las Afores lograron incrementar el saldo de sus activos bajo administración en enero, este aumento se debe no sólo a ganancias, sino a la suma de las aportaciones que realizan los trabajadores mes a mes. Las que más incrementaron el saldo fueron: Azteca (+31%), Coppel (+15%) y Pensionissste (+9%).

Citibanamex y Sura tuvieron un incremento de 6%, mientras que Profuturo aumento 5% sus activos , Inbursa 4% y XXIBanorte tuvo un aumento de 2%.

La Consar considera que las minusvalías derivadas de factores externos típicamente son de naturaleza temporal y tienden a revertirse relativamente rápido en meses posteriores.

Por eso es importante entender que las minusvalías no son pérdidas, a menos que la inversión se liquide, es decir, lo que disminuye en el saldo de tu Afore sólo es una pérdida si cambias de Afore antes de que el valor de los activos en los que se invierte se recupere.

Unos perdieron más que otros

El ahorro para el retiro hoy representa 14.3% del PIB que pertenece a 62.9 millones de trabajadores. Entre los trabajadores con una cuenta individual en Afore, las minusvalías variaron dependiendo de dos factores: La Afore que administra su ahorro y su edad.

Dependiendo la edad del trabajador, los recursos se invierten en una Siefore con un régimen específico, de tal modo que los trabajadores más jóvenes están más expuestos al riesgo, que aquellos que están más cerca de la etapa de retiro.

Entre los más jóvenes, la baja en el saldo generalmente no rebasó los 10,000 pesos; mientras que aquellos trabajadores más cerca de los 50 años de edad tuvieron minusvalías en un rango de entre 12 y 20 mil pesos.

Cabe señalar que las Afores añadieron algunos factores a la explicación de las minusvalías.

Tal es el caso de Citibanamex que, además de los acontecimientos internacionales, citó la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) y la propuesta para reducir comisiones en el sector financiero. Profuturo fue otra Afore que mencionó al NAICM como factor para la minusvalía.

Explicación de Citibanamex sobre las minusvalías correspondiente al estado de cuenta de diciembre.

Por su parte, otros como Principal y Sura prefirieron mantenerse neutrales.

Aunque la cancelación del NAICM impactó a los mercados en lo general, sólo cuatro Afores habían invertido de manera directa 13,500 millones de pesos en el proyecto aeroportuario: Inbursa, Pensionissste, Profuturo y XXI-Banorte y cabe decir que no fueron estas empresas las que tuvieron las mayores minusvalías.

Actualmente, las Afores invierten 51.4% en activos gubernamentales, 19.1% en deuda privada nacional, 13.2% en renta variable extranjera, 6.2% en renta variable nacional, 6.1% en estructurados, 2.6% en FIBRAS, 1.0% en deuda internacional y 0.4% en mercancías.

 

Tu pensión financia 13,500 mdp de la inversión del nuevo aeropuerto

 

Siguientes artículos

Carlos Salazar Lomelín, nuevo líder del CCE, pide al gobierno reglas claras, no privilegios
Por

Carlos Salazar, nuevo dirigente del Consejo Coordinador Empresarial, emplaza al López Obrador a cambiar de enfoque si, e...