La industria del turismo de reuniones en Centroamérica ha venido permeando en las estructuras y el desarrollo turístico de los países de la región. Los respectivos burós promotores de esta rama del turismo están realizando esfuerzos por empezar a ganar terreno en este segmento que sólo entre Estados unidos, México y Canadá genera una derrama económica de 355,000 millones de dólares (mdd).

Desarrollar y fortalecer la infraestructura es una de las primeras tareas a las que se han abocado los ministerios de Turismo en países como Costa Rica, Panamá y Guatemala, que son los tres principales destinos que en este momento han iniciado la carrera por atraer eventos como congresos, expos y ferias internacionales de primer nivel a sus respectivas sedes.

“En Centroamérica la industria del turismo de negocios, como también se le conoce, crece a tasas de 7.5%, pero el potencial de crecimiento es mayor si se realizan las adecuaciones necesarias y se promueven los destinos de manera estratégica”, menciona Alisson Batres, subdirectora del Instituto Guatemalteco de Turismo (Inguat).

PUBLICIDAD

Guatemala está caminando hacia el desarrollo de una industria que aunque está presente en los países del Istmo, aún es incipiente, ya que su participación en el mercado latinoamericano de expos y convenciones es menor a 10% en cuanto a la derrama económica y la realización de eventos se refiere.

También puedes leer: Turismo de reuniones equivale a 1.5% del PIB 

La transformación

El diputado Santiago Nájera, quien preside la Comisión de Turismo del partido Unidad Nacional de la Esperanza en el Congreso, menciona que su país está dando los pasos que requiere la industria de reuniones para potenciar su desarrollo y presencia a nivel internacional. Guatemala está por modificar la ley que rige al Inguat, que data de hace más de 40 años. Es momento de modernizarnos, refiere el legislador.

Durante el último año, Guatemala recibió 1,580 mdd provenientes de la derrama económica que deja la actividad turística en el país; el sector es el segundo generador de divisas a nivel nacional y la industria de reuniones suma menos del 10% de esa cifra.

Nájera menciona que en este momento es importante la unidad, y aunque pertenece a un partido de oposición con respecto al que ocupa la presidencia, el consenso en este momento es entender que el turismo es sinónimo de desarrollo y crecimiento, por lo que la propuesta de modificación de la ley ya cuenta con la aprobación de más de 90% de los diputados que pertenecen a la comisión que preside.

Dicha modificación se encuentra en la segunda lectura y pronto pasará a la tercera, con la que se estará aprobando la ley que se prevé quede lista para noviembre de este año. Estamos comenzado a dar los primeros pasos de cambio, pues contar con una oferta hotelera robusta y recintos para convenciones, no es suficiente porque el turismo de negocios va más allá de eso”, explica la subdirectora del Inguat.

De acuerdo con José María Aguilar, jefa de Investigación de Mercados del Inguat, es lamentable que se haya dejado de atender este rubro de negocios por tantos años en Guatemala, pues hoy en día no se tiene una contabilidad del número de eventos de turismo de reuniones que se realizan en el país, y eso hace difícil establecer en qué momento se encuentra la industria del turismo de las expos y convenciones.

Guatemala no cuenta con la certificación turística que otorga la Organización Mundial de Turismo, pero ya se trabaja para resarcir esta deficiencia, pues con la modificación de la ley del Inguat podrá agilizarse ese trámite que da competitividad al país en la materia, afirma el funcionario.

“Debemos tener un cambio de mentalidad, y entender que el turismo es una actividad que dejará una derrama económica que antes no se tenía contemplada”, indica Aguilar. En este momento las autoridades guatemaltecas están revisando la necesidad de realizar mejoras en infraestructura e inversiones para modernizar el aeropuerto de Petén.

Recientemente se terminó de construir la terminal aérea Mundo Maya, que está cerca de la Zona Arqueológica de Retalhuleu, la cual busca ya la certificación para ser considerado un aeropuerto internacional.

 

Cambio de largo plazo

Lo que busca Guatemala es liderar el mercado de turismos de negocios en Centroamérica, y el asunto va en serio, pues el Inguat está por realizar lo que será el primer estudio de impacto económico del turismo en el país. En él se realizará un diagnóstico de las ciudades que puedan tener una relación directa con el turismo de reuniones. A partir de los resultados se establecerán las estrategias para desarrollar y potenciar las fortalezas de cada localidad para convertirse en un destino para el turismo de reuniones; se estima tener los resultados a finales de este año.

De momento, Petén y Quetzaltenango tienen el perfil para despuntar como destinos para el turismo de negocios, pero se deberá trabajar en el desarrollo de sus infraestructuras físicas invitando a los empresarios del ramo, tanto nacionales como internacionales, para que inviertan en esas ciudades con el objetivo de acelera el crecimiento de la industria, señala la subdirectora del Inguat.

Estamos apostando al desarrollo de la industria de convenciones y expos, pues apenas asumió el cargo el presidente Morales, solicitó incrementar el presupuesto con que operaba el Inguat desde hace cuatro décadas. El diputado Nájera señala que en la actualidad cada visitante que llega a Guatemala paga un impuesto de 30 dólares, de los cuales 33% se destinará a generar proyectos que potencien el sector turístico; para este año el monto asignado fue de 16 mdd.

Para Alisson Batres, un pilar importante en el desarrollo de la industria en Guatemala es la capacitación. “Debemos trabajar en la formación de profesionales para la industria, pues de entrada no contamos con una oficina para promover el turismo de reuniones”, señala la funcionaria.

También puedes leer: Turismo de reuniones, impulso para la economía nacional

Pero el as bajo la manga es la proyección para construir un centro de convenciones que pretende ser el más grande y más importante de la industria del turismo de reuniones en la región. El Inguat está trabajando en los estudios de factibilidad para realizar este proyecto que cambiará el rostro de Guatemala en el mundo de las expos y convenciones.

El complejo está planeado que para que además de las salas de exposiciones, las instalaciones cuenten con un hotel que albergue a los visitantes a las convenciones, tendrá un área comercial en la que además de cafés y restaurantes, habrá tiendas de ropa y accesorios con el objetivo de que quienes visiten el centro, tengan todo a unos cuantos pasos, menciona Batres.

La edificación del centro de convenciones generará unos 7,000 empleos y se estima que el proceso tenga una duración de dos años; la obra deberá cumplir con las normas de cuidado del medio ambiente, pues estará apegada a los requerimientos para obtener la certificación led en construcción.

“Queremos que sea un proyecto en el que participen inversionistas nacionales y extranjeros, esto le dará dinamismo al proceso de licitación, dado que al ganador se le otorgará una concesión por 25años”, menciona Alisson Batres.

El trabajo impulsado desde el Inguat está dando su frutos. Al momento hay una lista de al menos una docena de empresas de Guatemala, México y Canadá interesadas en participar en los diversos módulos que darán forma al centro de convenciones, el cual, por cierto, estará ubicado a 15 minutos del aeropuerto internacional de la ciudad de Guatemala.

El área que ocupará el centro de convenciones es de 258,000 metros cuadrados aproximadamente y la inversión estimada es de 285 mdd. Aunque las cifras de inversión son estimadas, éstas se determinarán una vez que se conozcan los resultados del estudio de factibilidad.

“Estamos trabajando de manera novedosa para atraer a los inversionistas para que el proceso sea lo más transparente posible y evitar de esta manera que pueda existir una manipulación al momento de la asignación del proyecto”, señala Aguilar.

Las licitaciones para la construcción del proyecto se realizarán a través de las embajadas de los Estados Unidos, México, Francia, Reino Unido y Colombia, con el objetivo de garantizar la transparencia y licitud de la asignación, menciona Batres.

“La inversión tanto nacional como extranjera, por su parte, están aportado su cuota, pues se están construyendo cuatro hoteles y dos más iniciarán en los meses próximos que en conjunto sumarán 600 habitaciones más a las 2,780 que ya se tenían”, apunta Edna González, directora de Special Travel Service, compañía especializada en la organización de eventos y convenciones.

 

Agua para el molino

El Inguat se ha echado en hombros la tarea de poner nuevamente en la marquesina internacional al turismo guatemalteco, especialmente el de reuniones y convenciones. Al respecto, Edna González señala que ese mercado es una gran oportunidad para el sector en Guatemala y el trabajo que se está llevando a cabo entre iniciativa privada y gobierno no tiene precedentes en el país.

“Una tarea importante será la atracción de los inversionistas a Guatemala para que participen en el desarrollo de nuestros sector”, menciona José María Aguilar.

La industria del turismo de reuniones genera un gasto per cápita superior al de cualquier otra actividad económica en el país, por lo que Aguilar señala que el tema de la seguridad es fundamental para atraer más inversiones foráneas.

El diputado Nájera refiere que el Inguat no contaba con un presupuesto fijo para operar y que una vez aprobada la nueva ley se asignará una partida fija para esta institución, dado que el futuro de Guatemala debe ser el turismo, afirmó el legislador.

Durante la edición número cuatro del World Meetings Forum (WMF), celebrado en la ciudad de Monterrey, en México, el pasado mes de julio, Guatemala participó como invitado especial. En el escenario se dieron cita más de 350 profesionales del turismo de reuniones para hacer negocios en torno al mundo de las ferias y exposiciones.

A decir de Alisson Batres, éste es un excelente escenario que sirve para promocionar a Guatemala y vendernos como un destino para la realización de eventos de talla internacional. A este evento, Inguat llevó una delegación de 14 empresas relacionadas con el turismo de reuniones, con el objetivo de atraer eventos.

“Queremos atraer eventos de talla internacional, primero iremos por los más importantes en Latinoamérica y posteriormente buscaremos ser sede de eventos que se realizan en Estados Unidos que tiene renombre mundial.”

“Estamos trabajando para ser los número uno en Centroamérica y lo vamos a conseguir en poco tiempo”, sentencia la subdirectora del Inguat.

 

Siguientes artículos

El ABC para exentar o deducir el ISR al vender tu casa
Por

Lo mejor es que conozcas esta información desde que adquieres un inmueble, pues al momento de vender tal vez ya no pueda...