cintillo_2013

Texto publicado originalmente el 2 de agosto de 2013

 

El  mercado del turismo LGBT en México  vale hoy 9,200 mdd y es el séptimo jugador a nivel mundial. El gobierno le hace guiños al sector, lo que podría posicionarlo en el top 5 global.

 

Hasta hace algunos meses el turismo rosa palidecía. La falta de apoyos gubernamentales parecía ensombrecer su camino. Pero la historia parece haber tomado otro color en los últimos días.

“#SabíasQue el Turismo #LGBT es un consumidor de marcas, tendencias, moda, cultura y gustan del buen estilo de vida”, dijo la Secretaría de Turismo (Sectur) a través de su cuenta de Twitter el pasado 25 de julio, hecho que marcó el inicio de una campaña de promoción del gobierno federal hacia este segmento.

Aunque no se precisa el monto de las inversiones específicas que podría realizar la Sectur para apoyar a este tipo de turismo, ya impulsan proyectos independientes de difusión de los destinos nacionales para la comunidad gay, como es el caso de la plataforma de internet Friendly Guide México Vívelo.

Asimismo, gobiernos estatales, como el de Jalisco, han otorgado su patrocinio a congresos que difunden los beneficios empresariales de participar en el mercado rosa.

“El cambio en la actitud del gobierno es bueno, porque el país se puede posicionar por su conectividad con el turismo gay de China, de Europa, Estados Unidos y Sudamérica, ya que el país tiene mucho que ofrecer”, dice Andrés Reyes, gerente de Mercadotecnia y Relaciones Públicas de LGBT Confex, empresa que se encuentra dedicada a promocionar el negocio dentro del segmento rosa.

Actualmente, el país está posicionado como el séptimo mercado más valioso en el segmento LGBT (Lesbianas, Gay, Bisexual y Transgénero), con un valor de 9,200 millones de dólares (mdd), y el segundo más importante detrás de Brasil, que es valuado en 22,900 mdd, de acuerdo con las cifras del documento OutNow Global Study LGBT, elaborado durante 2012.

La entrada de operaciones de la primera Cámara de Comercio LGBT a finales de este año y el guiño que le hace el gobierno al turismo gay, animan a los jugadores en el mercado a pensar que México pude meterse al top 5 de las potencias turísticas mundiales en este segmento.

Sale del closet

En la última década varias empresas comenzaron a notar que había un mercado que cobraba brillo en el país. El turismo rosa, conocido específicamente como LGBT, empezaba a caminar.

“Comenzamos a ver hace 6 o 7 años que se venía un boom muy fuerte para este mercado rosa y entonces comenzamos a investigar las necesidades del cliente”, dice Álvaro Méndez, Director de Marketing de la empresa mexicana de viajes Prego.

Un consumidor con un alto poder adquisitivo y gusto por los viajes comenzaba a asomarse dentro del turismo nacional, y las compañías no estaban dispuestas a dejar pasar la oportunidad de proponerle una oferta similar a la de países como Estados Unidos (EU) y la de los europeos.

Así fue que empresas como Prego, en Jalisco, comenzaron a lanzar su propuesta enfocada al turismo rosa: En 2009, nació su división Alter Prego, especializada en el segmento LGBT que se encontraba deseoso de conocer nuevas opciones para viajar en el país, así como a otras partes del mundo.

“Nos gustó mucho ese mercado, porque que mueve muchas otras  industrias como la moda, la cinematografía, la publicidad, y muchísimos otros negocios muy potentes de los cuales Guadalajara es la capital”, asegura Méndez.

Silenciosamente el turismo gay del país comenzaba a crecer y un número mayor de proveedores de productos y servicios se daban cuenta del potencial antes desconocido.

Para 2011, los viajeros correspondientes a este sector, representaron una derrama económica en el país de 9,000 millones de dólares (mdd), mientras que a nivel internacional generaba 930,000 mdd, de acuerdo con el documento OutNow Global Study LGBT 2020, presentado en 2012.

Ese mismo año, la compañía LGBT Confex, realizaba su primer congreso encaminado a atraer nuevos participantes en la industria turística del segmento gay.

“Antes no venían a México porque no veían la información suficiente para este viajero y ahora ya están llegando con los proveedores de servicios y con los gobiernos”, asegura Andrés Reyes.

Hoy, México es el segundo mercado turístico gay más valioso dentro de Latinoamérica, por debajo de Brasil y seguido por Argentina, con un gasto per cápita nacional calculado en 1,847 dólares durante 2012.

Asimismo, los viajes y el mercado del turismo LGBT se encuentra  valuado en 181,000 millones de dólares, según las últimas cifras de OutNow Global Study LGBT 2020 de este año.

Foto: Especial

El turismo se viste de rosa

Sin embargo, durante los últimos años la industria no contaba con la batuta del gobierno en la estrategia de promoción y organización turística.

“Todo lo que engloba el nicho de mercado del sector LGBT se había desaprovechado mucho”, opina Emiliano Rocha, director general de Friendly Guide México Vívelo, la primera página de promoción de los destinos nacionales dentro del turismo rosa.

El proyecto de Emiliano es uno de los primeros que ha recibido el apoyo de la nueva administración federal desde la Sectur.

“Vamos paso a paso, esperando que el apoyo continúe, y que existan más apoyos por parte del gobierno”, dice Rocha.

Destinos como Cancún, Puerto Vallarta y la Ciudad de México, figuran actualmente entre los principales destinos en América Latina, preferidos para vacacionar por parte de la comunidad gay.

El reciente apoyo de la Sectur y de los gobiernos estatales, anima a los jugadores de la industria a visualizar nuevas metas y oportunidades.

“El trabajo que tendrán que asumir los empresarios del país y las secretarías de turismo de los diferentes estados es comenzar a armar los circuitos y el empezar a comunicar que México es amigable con segmento LGBT”, dice el director de Mercadotecnia de LGBT Confex, a un mes de llevar a cabo la tercera edición de su congreso sobre esta industria.

Asimismo, el acceso a internet a nivel mundial y el impacto de las telecomunicaciones en el mercado LGBT, pintan un buen impulsio al crecimiento en el número de los consumidores en todo el mundo, el cual continuará a lo largo de América Latina, Asia y África, dice OutNow.

Mientras tanto los esfuerzos por consolidar el mercado mexicano no terminan. Reyes adelanta que antes de que concluya este año, se espera que entre en operaciones la primera Cámara de Comercio LGBT en México con la participación inicial de entre 40 y 50 empresas, la cual estaría trabajando en establecer alianzas con organismos similares de EU y Canadá, con el fin de integrar más jugadores en el mercado.

Andrés Reyes de LGBT Confex tiene identificado el reto y la oportunidad que debe asumir la industria gay del país: “Podemos competirle muy bien a Brasil y a otros países estableciendo una estrategia clara y bien hecha para atraer este segmento del mercado”.

Foto: Especial

Siguientes artículos

¿Por qué EU debe ‘seducir’ a los hispanos?
Por

Texto originalmente publicado el 15 de agosto Pese a ser un mercado subvalorado, el crecimiento constante de este segmen...