¿Por qué compran tanto los turistas? ¿Por que ese impacto en las cifras del lujo?

 

 

Antes de que lo llamáramos industria, a principios del siglo XX, los grandes clientes de las marcas de lujo eran los turistas estadounidenses que en su viaje anual a Europa se surtían de maletas, bolsos, moda y joyas.

PUBLICIDAD

En los años 70 y 80 fue Japón la meca de la industria del lujo. Las marcas reconocieron en este mercado la oportunidad de crecer casi sin límite. La prosperidad nipona, combinada por la atávica obsesión por la perfección de los japoneses, hicieron de este país el mercado perfecto. Gucci, Prada, Chanel y Loewe, entre otras, abrieron tiendas en las primeras plantas de los prestigiosos grandes almacenes japoneses.

En esa época, los grupos de turistas venidos del país del sol naciente que hacían cola en la puerta de Louis Vuitton o Hermes se convirtieron en una imagen familiar. Así vivimos el primer impacto masivo del turismo en el sector del lujo.

Más tarde, a principios del siglo XXI fueron los rusos los turistas que hacían mover la aguja de las ventas del lujo. Inundaban las tiendas de lujo y se hacían con los productos más caros, casi sin mirar el precio.

Los rusos fueron también los clientes principales de las marcas en las ciudades más emblemáticas del Golfo Pérsico. Mayo era el momento de escapar del frio invierno y comenzaba la temporada. Las tiendas de Dubai se vestían de gala para ellos. Casi al mismo tiempo, los turistas brasileños que venían del oeste, se convirtieron en el cliente de moda más importante de Reino Unido.

Recientemente, la industria sigue con atención los movimientos del turismo chino. Influenciado por las autorizaciones para viajar y la diferencia de precios, los directores comerciales del sector se informan con inquietud del número de visados que serán otorgados a ciudadanos chinos cada año. De ello depende sus resultados en Europa. Los clientes chinos han tomado el relevo de los japoneses. Son ellos los que ahora forman las colas en la puertas de las tiendas mas conocidas.

Según el estudio del Observatorio Premium y Prestigio de IE y Mastercard (www.obsrvatoriodelmeracdopremium.ie.edu), los que se benefician de esta tendencia son las capitales europeas. Las ventas de las marcas de lujo a los turistas suponen el 48% de las ventas totales del sector en Italia y ascienden al 42% del total en Francia, mientras que sólo alcanzan el 28% en España.

Durante el Luxury Retail Summit en el mes de septiembre, en Nueva York, (http://www.luxurydaily.com/luxury-retail-summit-2013-new-york-sept-18-lalique-porsche-design-fairmont-mclaren-gucci-la-mer-stark-auberge-forrester-hearst-74/) , un ejecutivo de Fairmont aportaba un dato relevante que confirma la tendencia que ya intuíamos de más viajes entre los clientes del lujo. Nos manifestaba que el 48% de los individuos de alta renta viajaban al menos cuatro veces al año y el 20% lo hacían más de cuatro veces. Es importante recordar también que en el caso del cliente chino el 80% de ellos tiene entre 18 y 45 años, mucho mas jóvenes que los americanos o los japoneses.

¿Por qué compran tanto los turistas? ¿Por que ese impacto en las cifras del lujo? Por un lado, la tradición de volver con regalos que impera en la cultura asiática. Por otro, las diferencias de precio entre el destino y el origen del viaje. Basta recordar que el 75% de las marcas de lujo son europeas y el 75% de los clientes no lo son. Los gestores de las marcas de lujo analizan cada día los tipos de cambio yen, euro, dólar y ahora yuan. Saben que su variación tendrá un impacto importante sobre las decisiones de compra de los turistas y sobre las cifras globales del negocio.

 

 

Contacto:

Twitter: @mariagiron

www.mariaeugeniagiron.com

www.observatoriodelmercadopremium.ie.edu

[email protected]

 

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Ciclismo como regalo para tu salud y economía
Por

Sólo 1 de cada 4 ciclistas usa casco y toma medidas adicionales de precaución. Por eso, ya existen algunas aseguradoras...