Notimex.- El presidente Recep Tayyip Erdogan aseguró que la asociación de Turquía con Estados Unidos está en peligro y advirtió que Ankara podría comenzar a buscar nuevos aliados, luego del recrudecimiento de las relaciones entre ambas naciones.

Las relaciones entre Washington y Ankara han caído a su punto más bajo en décadas sobre una serie de cuestiones políticas y comerciales, incluida la detención del pastor estadunidense Andrew Brunson por cargos relacionados con el terrorismo, lo que provocó que la lira turca alcanzara mínimos récord frente al dólar.

La lira turca asediada cayó un 16 por ciento frente al dólar ayer viernes, y el presidente estadunidense, Donald Trump, anunció que duplicó los aranceles de acero y aluminio sobre Turquía, comentarios que contribuyeron a una mayor caída de la moneda.

También puedes leer: Trump aviva crisis de Turquía: duplica aranceles al acero y aluminio

PUBLICIDAD

En un artículo en el New York Times, Erdogan advirtió este sábado a Washington que no arriesgue las relaciones con Ankara, de lo contrario, su país buscaría “nuevos amigos y aliados”.

“A menos que Estados Unidos comience a respetar la soberanía de Turquía y demuestre que comprende los peligros que enfrenta nuestra nación, nuestra asociación podría estar en peligro”, escribió.

“Antes de que sea demasiado tarde, Washington debe abandonar la idea errónea de que nuestra relación puede ser asimétrica y aceptar el hecho de que Turquía tiene alternativas”, advirtió Erdogan, quien ayer pidió a los turcos a cambar “los dólares y el oro que tengan bajo el colchón” para frenar la caída de la lira.

“No teníamos problemas económicos reales, pero fuimos blanco de ondas financieras inestables artificiales”, aseguró este viernes el mandatario durante un discurso público en la provincia de Bayburt, en el este de Anatolia, transmitido en directo por la cadena NTV.

“No perderemos esta guerra económica. El dólar no puede cortarnos el camino. Responderemos con nuestra moneda nacional”.

El mandatario repitió así una sugerencia realizada por primera vez en diciembre de 2016 para controlar la pérdida de valor de la moneda turca, y que desde otoño pasado viene repitiendo con frecuencia, sin surtir efecto.

En el articulo en el Times, Erdogan ha indicado que los constantes “desacuerdos” entre Ankara y Washington, a los que ha definido como viejos “aliados estratégicos”, ha hecho que las relaciones bilaterales adopten una “peligrosa tendencia”.

Así, ha mencionado la “insatisfactoria” reacción de la Casa Blanca al fallido golpe de Estado perpetrado contra su Gobierno en 2016, un suceso que ha comparado con el ataque japonés a la base naval estadounidense de Pearl Harbour durante la Segunda Guerra Mundial y con los atentados del 11-S.

Erdogan ha reprochado a Washington que, mientras “Turquía ha acudido en ayuda de Estados Unidos cuando ha sido necesario”, la Casa Blanca aún no ha dado luz verde a la extradición del influyente clérigo Fetulá Gulen, exiliado en Pensilvania desde los años 90 y a quien Ankara señala como ‘cerebro’ de la asonada militar.

“Otra fuente de frustración”, ha continuado, es el apoyo de Estados Unidos a las Unidades de Protección Popular (YPG), la principal milicia kurda de Siria, que ha sido fundamental para derrotar a Estado Islámico.

Erdogan ha insistido en que las YPG son “la rama siria” del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), considerado una organización terrorista por ambos países y la UE.

En un tuit, Trump anunció ayer el endurecimiento de los aranceles contra Ankara en el marco de acciones punitivas contra el país euroasiático, diciendo: “¡Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento!”

 

Siguientes artículos

Trudeau-Trump
Trump ve progreso en acuerdo con México y lanza advertencia a Canadá
Por

Para el presidente de los Estados Unidos, el acuerdo con México marcha bien, aunque considera que las tarifas y barreras...