cintillo_2013

La televisión de paga y de servicios convergentes mostraron los mayores crecimientos en el sector de telecomunicaciones en 2012.

 

 

PUBLICIDAD

La reforma en telecomunicaciones contempla la licitación de dos nuevas cadenas de televisión abierta, en las que no podrían participar Televisa ni TV Azteca. Esto, según el propósito de la reforma, daría una mayor oferta informativa y de contenidos a la población.

Pero en la realidad, comprar y realizar contenidos para un canal de televisión abierta es la parte ‘menos atractiva’ para quienes se interesen por las licitaciones. Quitarle una parte del mercado a Televisa, que conoce a sus audiencias y tiene una oferta de contenidos ya probada, llevaría años, de acuerdo con especialistas.

La televisión no es lo que importa, sino el valor de las frecuencias y lo que se puede hacer con ellas. Entrando al segmento de televisión, las empresas de Carlos Slim por fin podrían ofrecer los servicios de ‘triple’ o ‘cuádruple’ play (Teléfonía fija,móvil, TV paga e internet), algo para lo que está listo desde hace años.

Mientras que la televisión restringida en México muestra más dinamismo y gana cada año más suscriptores, dejando mayores ingresos a los proveedores de este servicio, de acuerdo con consultoras.

 

No es la tele, es el ‘cuádruple play’

Para las empresas de Carlos Slim, interesa más la televisión restringida que tener solamente una cadena de TV abierta, porque tener estas frecuencias significaría poder ofrecer el ‘triple’ y ‘cuádruple’ play, servicio estratégico para sus negocios, indica Gabriel Sosa Plata, analista de telecomunicaciones.

“Para Telmex, entrar a triple play resulta algo estratégico en términos de negocio y rentabilidad, y además no existe en el país nadie que tenga la red que tiene Telmex, y nadie llega a donde ellos, y ellos sí estarían en condiciones de salir de un día para otro con una oferta de televisión restringida atractiva para muchos sectores que no han sido atendidos, ya sea porque no llega algún sistema o  es demasiado costoso”, explica.

A principios de 2012, la Comisión Federal de Telecomunicaciones (Cofetel) negó a Telmex la posibilidad de ofrecer televisión de paga porque, argumentó el organismo regulador, la empresa no había cumplido con todos los requerimientos del Acuerdo de Convergencia de 2006. Ahora con la reforma al sector, América Móvil podría ofrecer este servicio, como ya lo hace en el resto de Latinoamérica.

“Carlos Slim estaría más interesado, en efecto, en convertirse en una empresa de triple play, inclusive de cuádruple play con Telmex, obviamente con los beneficios que tiene ser uno de los principales operadores de la telefonía móvil en América Latina y aquí con el primer lugar en México”, agrega Sosa Plata.

 

Crece TV de paga

Otra razón por la que la televisión restringida es la parte más deseada del pastel es porque cada vez más gente contrata estos servicios, pues en 2012, el número de suscriptores en el país creció 12.8%, hasta abarcar 45 millones de personas, el 45% de la población, de acuerdo con un estudio de la organización Latin American Multichannel Advertisin Council (LAMAC).

La televisión de paga y de servicios convergentes mostraron los mayores crecimientos en el sector de telecomunicaciones en 2012, esto de acuerdo con la firma de análisis The Competitive Intelligence Unit (CIU), gracias al dinamismo que le dan los servicios empaquetados (triple play).

Sky tiene una participación del 39%, la mayor del mercado, y obtuvo ingresos por 14,465 millones de pesos (mdp) gracias a sus 5.15 millones de suscriptores. En segundo lugar se encuentra Megacable con 2.1 millones de suscriptores, y crecimiento de 9% en sus ventas el año pasado, según cifras recogidas por CIU.

Mientras que Cablevisión y Cablemás, ambas de Grupo Televisa, tienen el 6 y 8.7% del mercado, respectivamente. En el cuarto trimestre de 2012 la primea tuvo ingresos de 1,323 mdp y la segunda facturó 1,449 mdp en el mismo periodo.

Por último, se encuentra Dish, que tiene un acuerdo de facturación con Telmex, y abarca 15% del mercado con cerca de dos millones de suscriptores.

 

Lo valioso son las frecuencias

En 20 años de competencia, TV Azteca sólo ha podido quitarle 25% de audiencia y publicidad a Televisa, por lo que para un nuevo jugador le llevaría mucho tiempo ganar mercado, indica Gabriel Sosa Plata. Por lo que las empresas interesadas en las licitaciones de las cadenas de televisión verían el valor que tienen las frecuencias en cuanto a la capacidad de ofrecer servicios multiplataforma, como internet y banda ancha.

“En algunos segmentos y horarios o en algunos productos y programas, Televisa supera el 80%. Eso habría que considerarlo con un tercer jugador importante en el mercado. Es un proceso verdaderamente de largo plazo”, considera el especialista.

Televisa y TV Azteca tienen bien identificadas a sus audiencias y cuentan con sus “recetas” para generar contenidos, y una nueva cadena le costaría más tiempo hacerse con una parte del mercado, comenta Ernesto Piedras, presidente de CIU.

Aunque migre cada vez más gente a la de paga, la televisión abierta sigue siendo un negocio importante porque la mayor parte del gasto publicitario se sigue destinando a este segmento. Pero quienes estén interesados en quedarse con una cadena no pensarían sólo en hacer contenidos o comprar programación.

“Los empresarios que le apuesten a las cadenas nacionales de televisión están pensando en la multiplataforma, piensan en Internet, en dispositivos móviles. Las frecuencias por sí mismas tienen un valor”, explica Sosa Plata.

Aun no salen las bases de licitación y quizá el costo no sea muy económico, “pero a la larga esas frecuencias van a tener un valor muy importante. Es una apuesta segura”.

Texto originalmente publicado el 11 de mayo

 

Siguientes artículos

Las 10 marcas más valiosas del mundo
Por

  La consultoría Millward Brown elaboró su ranking anual de las marcas más valiosas del mundo, el top 10 tiene un valor...