Habrá que esperar a ver cómo funcionan los algoritmos de Twitter, pues, para ser sinceros, es una estrategia bastante intrusiva.

 

 

En las últimas semanas, Twitter ha presentado una serie de cambios orientados a hacerla una red social mucho más funcional en el sentido publicitario y de generación de contenidos, con lo cual parece que trata de acercarse a lo que redes como Facebook hace actualmente.

PUBLICIDAD

Uno de los cambios más significativos es que hace una semana liberó su herramienta de análisis para todas las cuentas y usuarios de forma gratuita. Antes, ese servicio sólo estaba disponible para las cuentas certificadas o bien aquellas que compraban pautas publicitarias dentro de la red social.

Con dicha acción, Twitter proporcionará datos que pueden ayudar a los usuarios a entender de una manera mucho más clara y profunda los alcances de sus acciones en la red de microblogging, y así determinar el rumbo de sus estrategias de comunicación.

Las analíticas de Twitter se limitan a 28 días; sin embargo, todas son exportables a una hoja de cálculo, donde a través de un tercer programa pueden realizarse comparativas y gráficos de desempeño.

Twitter Analytics presenta el desempeño de una cuenta a través de tres tableros: desempeño, usuarios y tarjetas. En desempeño podemos obtener datos como alcance, número de clics en un enlace, impresiones, respuestas, retweets y tasa de interacción o engagement. En la sección de usuarios se muestran los datos demográficos, sexo e intereses de la base de seguidores, con lo cual tendremos un panorama más claro del impacto de la cuenta. Y en la sección de tarjetas podemos verificar el desempeño de los tweets enriquecidos o tarjetas de Twitter.

Si bien la herramienta presenta datos interesantes y confiables, podría mejorar si integrara los servicios que ofrecen algunas otras aplicaciones, como la posibilidad de hacer comparaciones entre cuentas o arrojar datos sobre influenciadores.

Otro de los grandes cambios que anunció Twitter es que, aparte de los tweets promocionados y los retweets, dentro del timeline del usuario se incluirán tweets seleccionados de cuentas populares que el usuario no sigue. Esto significa que aun cuando el usuario no siga una cuenta determinada, en su línea de tiempo podrá aparecer contenido que podría ser de su interés. Algo muy similar a lo que sucede actualmente con Facebook y sus páginas recomendadas.

La idea en este sentido es crear contenido de valor para los usuarios con base en los hábitos dentro de la red social. Antes de hacer cualquier juicio habrá que esperar a ver cómo funcionan los algoritmos de Twitter, pues, para ser sinceros, es una estrategia bastante intrusiva. Ya veremos qué tanto utilizamos el botón “silenciar”.

Finalmente, crece el rumor de que la red social de microbloggin se prepara para funcionar también como un sitio de e-commerce, es decir, que se puedan hacer compras desde las publicaciones. Ya algunos blogs especializados advertían de la presencia de botones como “comprar” o “pagar y enviar”). No obstante, aún no hay anuncio oficial, aunque no se descarta esa posibilidad.

Los cambios que Twitter está realizando no sólo están orientados a crear una red con un contenido mucho más valioso para los usuarios, sino a facilitar el desarrollo de estrategias publicitarias que puedan ser tan competitivas como las que han funcionado con Facebook. Habrá que esperar para ver qué tal funcionan.

 

 

Contacto:

Twitter: @sincreatividad

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Por qué sobreviven los periódicos?
Por

Los grandes periódicos en México forman parte de un conglomerado de negocios mucho más rentables, pero que necesitan un...