Por Alma Solís

Uber da dos giros (de hélice) a sus negocios en Panamá: el primero es utilizar el modelo de movilización área con el Ubercóptero, que en lugar de solucionar un tema de transporte, gira más hacia una experiencia de turismo. Otro aspecto es que la empresa rompe con su tradicional forma de pago, de aceptar sólo dinero plástico, para recibir efectivo.

En el caso del Ubercóptero, los cupos se agotaron en dos horas y lo hicieron aprovechando la inauguración del Canal de Panamá semanas atrás para ofrecer sobrevuelos durante dos días por la obra y otros lugares turísticos de la capital panameña, que terminaban con una cena.

“Para quienes viven en Panamá el Canal es un símbolo de orgullo, la ampliación potencializa más esto y lo que pensamos fue ¿por qué no ofrecerles una perspectiva diferente?”, dice Juan Pablo Restrepo, gerente de Uber en Panamá.

PUBLICIDAD

En esta oportunidad la iniciativa Ubercóptero fue el resultado de una alianza entre Uber y Johnnie Walker, mientras que el servicio aéreo fue brindado por Aeroservices, una firma panameña dedicada al servicio del transporte aéreo.

Por lo general, en los países en los que Uber presta el servicio aéreo sólo había ocurrido el traslado de personas de un punto a otro.

También puedes leer: Uber dejará que programes tus viajes

Quizás esto no se quede como una experiencia aislada. El Ubercóptero podría implementarse en Panamá o en otros países como una alternativa de experiencias turísticas. Es algo que ya evalúa la firma, pensando en darle una experiencia distinta a los visitantes en las ciudades, comenta Juan Pablo.

Algo similar al paseo por el Canal de Panamá en Ubercóptero se hizo en Chile, aunque de una forma más alineada a su forma tradicional de negocios. En época de esquí las personas eran movilizadas en helicópteros.

Uber también trabaja en temas de servicios. Ahora tiene entre sus conductores a personas bilingües que pueden atender tanto a ejecutivos de negocios como a turistas extranjeros.

Desde el 5 de agosto Uber Panamá lanza dos nuevas opciones de pago: la electrónica y la de efectivo, esta última como parte del programa piloto entre un grupo de usuarios seleccionado de manera aleatoria.

Esta decisión causó nuevas molestias entre los conductores de taxis que protestaron y hasta perdieron el apoyo que el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, les había dado.

Cuando Uber empezó a encontrar resistencias el mandatario les dio un espaldarazo señalando que no  consideraba que el servicio que prestaban fuera una competencia para los taxistas, pero al conocer que aceptaría cobros en efectivo, Varela calificó esto como un error por parte de la empresa, por ser un elemento que va más allá de la oferta tecnológica.

Panamá fue la quinta ciudad latinoamericana en la que Uber inició operaciones. Hoy en día está en más de 40, incluyendo San José, Costa Rica, y Santo Domingo y Santiago de los Caballeros, en República Dominicana. Pero el uso del efectivo en la región sólo está disponible en Panamá, Perú, Chile y Colombia.

Uber-04_buena

 

Siguientes artículos

desempleo
¿Cuál es el valor del reclutamiento especializado para las empresas?
Por

Las compañías necesitan de un aliado especializado capaz de encontrar, evaluar, categorizar, analizar y filtrar los dist...