Por Brian Solomon

El modelo de contratista independiente es clave para Uber. Ahora es un poco más seguro.

El jueves por la noche, Uber anunció que alcanzó un acuerdo en dos de las demandas colectivas presentadas por conductores. El acuerdo tendrá un costo para Uber de 84 millones de dólares por adelantado, más un segundo pago de 16 mdd que depende de la salida de Uber a bolsa o que la compañía alcance en diciembre de 2016 1.5 veces la valuación que tenía en diciembre de 2015.

Eso es mucho dinero, pero también evitará que cualquiera de las demandas afecte el tema más importante para Uber: que los conductores permanezcan como contratistas independientes, no como empleados.

PUBLICIDAD

Eso significa que Uber no tendrá que pagar a los conductores un salario mínimo ni ofrecer prestaciones al trabajador. Pero la startup de 60,000 millones de dólares está haciendo algunas concesiones adicionales en los dos acuerdos (un caso fue iniciado en California y otro en Massachusetts).

Para empezar, Uber dará más información acerca de cómo calcula las calificaciones de un conductor y bajo qué circunstancias específicas la empresa puede sacar a los conductores del servicio. La compañía incluso publicó una política de desactivación de conductores (que aplica sólo para Estados Unidos). Uber también ayudará a crear y financiar una “asociación de conductores” en ambos estados y se compromete a reunirse con los grupos cada tres meses para discutir problemas con los conductores.

En el blog de la compañía, el cofundador y CEO Travis Kalanick mostró un tono conciliador. “A medida que Uber ha crecido –más de 450,000 conductores usan la app cada mes aquí en EU–, no siempre hemos hecho una buena labor trabajando con los conductores”, dijo. “Por ejemplo, no tenemos una política que explique cuándo y cómo prohibimos a los conductores el uso de la aplicación, o un proceso para apelar estas decisiones. Considerando nuestro tamaño eso no es suficientemente bueno. Es tiempo de cambiar.”

 

Siguientes artículos

La app que cuida tu casa con un botón de pánico
Por

Andrés Gallardo Johnson decidió crear Haus, una aplicación gratuita de seguridad, equipada con un botón de pánico, ademá...