Uber rechazó que el hackeo masivo que sufrió durante 2016 afectara a usuarios y conductores.

“Confirmamos que ningún tipo de información de historial de viajes, números de tarjetas de crédito, fechas de nacimiento, así como números de seguridad social, fueron expuestos en el incidente de seguridad de datos en 2016. Seguiremos comunicando de manera oportuna toda la información pertinente sobre este caso”, detalló la compañía en un comunicado.

El ataque cibernético que enfrentó la compañía estadounidense expuso a más de 57 millones de usuarios, y Uber pagó un rescate de 100,000 dólares.

Aquí la historia completa: Uber pagó 100,000 dólares a hackers para ocultar robo de datos

PUBLICIDAD

Lo cierto es que la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de Servicios Financieros (Condusef) detectó entre 2016 y 2017 un aumento en las denuncias en materia de comercio electrónico entre usuarios de Banco Azteca y Banorte ligadas a cargos por servicios de Uber, que en la víspera dio a conocer un hackeo masivo en Estados Unidos.

Después de una revisión a casos de reclamación por cargos no reconocidos a usuarios de tarjetas de Banco Azteca se detectó un hackeo proveniente de cuentas de Uber, mediante la cual se realizaban cobros de entre 80 y 60 pesos, detalló Mario Di Costanzo, titular de este organismo enfocado en la defensa de usuarios de servicios financieros.

Lee más al respecto aquí: Hackeo a Uber afectó a Banco Azteca y Banorte: Condusef

En México se tienen registrados 283,000 conductores a esta plataforma de este servicio de transporte privado por aplicación móvil, recordó el funcionario.

 

Siguientes artículos

Retail: ha llegado la hora de su reinvención
Por

Cada año disminuyen 4% las compras en almacén y aumentan 8% las que suceden en línea.