Ante el entorno de incertidumbre por la llegada de Donald Trump a la presidencia de Estados Unidos, las inversiones en el país podrían posponerse, hasta contar con mayor visibilidad sobre las políticas y medidas que tomará el republicano, comentó Esteban Polidura, director ejecutivo y estratega CIO de UBS en México.

“Nuestra división de banca de inversión decidió reducir los estimados, para tomar en cuenta el entorno económico y político en el territorio estadounidense. Lo que dicen nuestros economistas es que, con este ambiente político y de tanta incertidumbre, lo mínimo que puede pasar es que las decisiones de inversión se pospongan”, señaló el directivo en entrevista con Forbes México.

Indicó que cabe la posibilidad de que los planes de expansión de algunas empresas se suspendan hasta contar con mayor certidumbre en los mercados financieros, pues Donald Trump se convertirá de manera oficial en presidente de Estados Unidos hasta el 20 de enero del próximo año.

PUBLICIDAD

UBS recortó su estimado de crecimiento para la economía mexicana, pues prevé una tasa del producto interno bruto (PIB) de 2.2% para el cierre de este año y de 1.7% para 2017, en promedio 30 puntos base (pb) menos que lo esperando inicialmente.

Este mes de noviembre, el Banco de México (Banxico) informó que la economía mexicana crecerá menos de los previsto, ya que para el 2017 el PIB se localizará entre 1.5% y 2.5%, respecto a lo pronosticado en un reporte anterior de 2% a 3%.

Te recomendamos: Economía crecerá menos en 2016 y 2017, estima Banxico

A su vez, el directivo señaló que ante las amenazas de Trump de renegociar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), México debe buscar otros aliados comerciales y reforzar los acuerdos que ya tiene en Europa y Asia.

“En Europa hay muy buenas oportunidades de ampliar acuerdos con Alemania e Inglaterra, así como con Reino Unido, aunque después del Brexit hay que establecer una nueva y completa estrategia. De igual manera, hay oportunidades con España, pues ya muestra indicios de crecimiento”, afirmó.

En Asia, indicó que China, Japón, Singapur, Vietnam, Tailandia e India lucen atractivos para que México pueda incrementar sus operaciones y acuerdos comerciales.

“La India, por ejemplo, tiene armadoras propias de automóviles. Debemos voltear a ver a todas esas industrias, donde México ya es líder, como la automotriz, y comenzar a ofrecer servicios y productos en esos mercados”, dijo.

Te puede interesar: Abandonaremos el TLC si no tenemos mejores condiciones: Trump

Por otra parte, Esteban Polidura comentó que los sectores de consumo y de telecomunicaciones son de los más afectados en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) por el entorno económico.

Señaló que algunas empresas se ven impactadas porque sus costos se encuentran en dólares, pero los ingresos están en pesos.

Por el contrario, sectores como el industrial, que contempla aeropuertos, mineras y conglomerados, se benefician de la depreciación del peso, debido a que perciben ingresos en dólares y los costos están en moneda local, dijo.

“Por el momento, lo que recomendamos a nuestros clientes respecto a México es mantenerse lo más neutrales posibles, para aprovechar cualquier oportunidad cuando exista mayor visibilidad”, señaló.

Industria automotriz, de las más afectadas por Trump

Actualmente, el sector automotriz contribuye con una tercera parte de las exportaciones a Estados Unidos, donde cerca de 90% de las autopartes que se fabrican en el territorio mexicano se envían al país del norte.

“El tema de manufactura en México es totalmente dependiente. El 35% de las exportaciones manufactureras a Estados Unidos son del sector automotriz”, señaló.

Por debajo de ese sector, el de componentes electrónicos es de los más importantes en los envíos al mercado estadounidense.

“En el tema de las renegociaciones del TLCAN, cualquier tipo de cuota, arancel o costo añadido que se le colocara a las autopartes o a los autos armados que van a Estados Unidos, debe mantenerse en un rango donde todavía sea eficiente producir en el país”, señaló.

Hay estudios que muestran que el sector manufacturero de autopartes y automóviles podría absorber sin problemas alrededor de 5% o 6% de aranceles, debido a la gran diferencia de costo que existe en ambos países.

“Después de eso, si se ve un arancel al sector automotriz mexicano a tal grado que ya salga lo mismo producir en México que en Estados Unidos, entonces lo siguiente es que las futuras inversiones sí podrían estar en riesgo”, afirmó.

Agregó que es necesario que México se convierta en una manufactura de desarrollo y valor agregado, para ser más independientes a todos los temas políticos internacionales.

Lee también: Industria automotriz mexicana recibirá impacto de Trump

 

Siguientes artículos

banxico
Reservas internacionales suman tercera semana con pérdidas
Por

La reducción que registraron del 22 al 25 de noviembre fue resultado principalmente del cambio en la valuación de los ac...