Muchos gobiernos europeos han sido renuentes a financiar las operaciones de rescate en la zona por temor a alentar a más personas a cruzar el Mediterráneo en busca de una vida mejor en Europa, sin embargo los ministros de relaciones exteriores dijeron que tomarán medidas luego de la muerte de 700 inmigrantes durante el fin de semana.

Reuters

 

PUBLICIDAD

Los ministros de relaciones exteriores de la UE prometieron el lunes hacer más para poner fin a la muerte de inmigrantes en el Mediterráneo, incrementando los rescates y capturando a los traficantes, tras la tragedia del fin de semana en la que murieron hasta 700 personas frente a las costas de Libia.

Muchos gobiernos europeos han sido reacios a financiar las operaciones de rescate en la zona por temor a alentar a más personas a cruzar el Mediterráneo en busca de una vida mejor en Europa, pero ahora se enfrentan a la indignación generada por la muerte de los refugiados.

“Lo que está en juego es la reputación de la Unión Europea”, dijo el ministro de Relaciones Exteriores italiano, Paolo Gentiloni, a periodistas al llegar a una reunión con sus homólogos de la UE en Luxemburgo.

“No podemos tener una emergencia europea y una respuesta italiana”, agregó.

Los cancilleres observaron un minuto de silencio al comienzo del encuentro y después se les unirán los ministros del Interior para una reunión de emergencia sobre la crisis migratoria.

Hasta ahora, los países del norte de la Unión Europea han dejado en gran medida las operaciones de rescate a los estados del sur como Italia. En la semana previa a la tragedia, la guardia costera italiana rescató a casi 8,000 inmigrantes en el Mediterráneo, según la Comisión Europea.

Al menos 3,500 personas, muchas de ellas huyendo de la pobreza y enfrentamientos en África, murieron tratando de cruzar el Mediterráneo para llegar a Europa en 2014, según Naciones Unidas.

La jefa de Política Exterior de la UE, Federica Mogherini, también italiana, dijo que estaba decidida a fomentar un “sentido común de responsabilidad” para afrontar la crisis y que los líderes de la UE estaban considerando celebrar una cumbre de emergencia en Bruselas esta semana.

Es un “deber moral” de la Unión Europea “concentrar nuestra responsabilidad como europeos para evitar que este tipo de tragedias sucedan una y otra vez”, dijo Mogherini.

“Debemos erigir un sentido común de la responsabilidad europea (…) sabiendo que no hay una solución fácil ni una solución mágica”, agregó.

 

Campamentos, más rescates

Las soluciones planteadas por los ministros de camino al centro de conferencias de Luxemburgo incluían un llamamiento de Gran Bretaña a actuar contra los traficantes de personas en el norte de África, que cobran miles de dólares por transportar a los inmigrantes en barcos neumáticos y de pesca.

Austria dijo que respaldaba una propuesta italiana de establecer campamentos en Oriente Medio y África, donde la gente pueda solicitar asilo sin tener que arriesgar sus vidas cruzando el Mediterráneo para llegar a Europa.

El ministro francés para Europa, Harlem Desir, dijo que la operación de la UE para proteger las fronteras, Triton, que sustituyó a un programa italiano más extenso llamado Mare Nostrum el año pasado, no era suficiente y que su alcance era demasiado limitado.

Triton se lanzó en pasado noviembre con siete barcos, dos aviones y un helicóptero, muchos menos recursos que Mare Nostrum, que tenía una capacidad aérea y de salvamento marítimo bastante mayor, con radares, aviones y drones. El presupuesto mensual de Triton es de 2.9 millones de euros (3.12 millones de dólares), un tercio del de Mare Nostrum.

Italia quiere que Egipto y Túnez participen en el rescate de los buques de inmigrantes en el Mediterráneo. Una vez rescatados del mar por egipcios o tunecinos, los inmigrantes podrían llevarse a puertos del norte de África.

 

Siguientes artículos

Sony lanza nuevo modelo de Xperia
Por

La empresa dio a conocer el Xperia Z4 en momentos en que buscar reducir costos en lugar de hacer crecer su mercado de mó...