Reuters.- La Unión Europea dijo a Reino Unido que presente el viernes sus nuevas propuestas sobre la salvaguarda irlandesa, pero teme que el país tendrá dificultades para lograr un acuerdo que satisfaga a los diputados partidarios del Brexit antes de una votación en el Parlamento británico que se realizará el miércoles.

A sólo 22 días de la fecha prevista para que Reino Unido abandone la UE, las negociaciones entre las dos partes están atascadas y los intentos por alcanzar un acuerdo aceptable para ambos podrían extenderse hasta el último momento.

Diplomáticos de la UE conocedores de las negociaciones dijeron que el fiscal general de Reino Unido, Geoffrey Cox, propuso un panel de arbitraje que no estuviera obligado a remitir casos al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), cuya jurisdicción Reino Unido quiere abandonar.

“Estamos en un momento en el que debatimos propuestas que hemos rechazado hace meses”, dijo un diplomático de la UE. “Han enviado a un abogado penal que no conoce la ley de la UE ni las normas aduaneras. Le estamos explicando desde cero por qué sus ideas no funcionarán”, añadió.

PUBLICIDAD

Los negociadores de la UE objetan que las propuestas de Cox desmoronan el acuerdo de salida alcanzado entre la UE y Reino Unido el año pasado tras meses de complicadas negociaciones.

El Parlamento británico rechazó ese pacto, principalmente por la preocupación por la salvaguarda irlandesa. El bloque ha ofrecido garantías y añadido algunos puntos extra al texto para hacerlo más aceptable, pero rechaza cambiar sus fundamentos.

Aunque la UE aún espera avances durante el fin de semana, Bruselas teme que la primera ministra Theresa May pueda tratar de negociar directamente con los otros 27 líderes de la UE en una cumbre en Bruselas el 21 y 22 de marzo, a una semana del día del Brexit.

¿Progresos el fin de semana?

Según los diplomáticos de la UE, la solución de Cox a la salvaguarda implica un panel de arbitraje que decidiría si hay suficiente “buena fe” y “esfuerzo” en la negociación de un acuerdo comercial posterior al Brexit.

El panel podría funcionar incluso en ausencia de un acuerdo comercial definitivo o soluciones alternativas para mantener la puerta abierta entre Irlanda, estado miembro de la UE, y la provincia británica de Irlanda del Norte. Será la única frontera terrestre entre Reino Unido y el bloque después del Brexit.

En tal escenario, la UE y Reino Unido volverían a una “mini-salvaguarda” que comprendería menos controles aduaneros que el acuerdo de salida, dijeron las fuentes.

Otros diplomáticos dijeron que la propuesta de Cox carece de detalles y que la UE no acordará sustituir la salvaguarda con acuerdos que no especifiquen exactamente cómo permanecerá abierta la frontera irlandesa.

En caso de avances, May acudiría a Bruselas el lunes para sellar el acuerdo con el presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.

Sin embargo, muchos diplomáticos de la UE se muestran escépticos a que se alcance un acuerdo a tiempo para la votación del 12 de marzo en la Cámara de los Comunes británica sobre el plan de May para abandonar el bloque.

El bloque espera que May pida a sus pares europeos una extensión de la actual fecha de salida, el 29 de marzo, si ambas partes no logran limar sus diferencias, buscando así evitar un Brexit sin acuerdo que muchos consideran podría causar turbulencias económicas.

Una corta extensión hasta mediados de mayo o finales de junio es aceptable para los otros miembros de la UE, incluso pese a que muchos dudan que un retraso ayude a solucionar el estancamiento.

“Esto sólo está posponiendo (llegar a) el borde del precipicio. (Pero) al menos da más tiempo para prepararnos para los trastornos de un Brexit sin acuerdo”, dijo otro diplomático que trabaja para alcanzar un acuerdo sobre el Brexit en Bruselas.

 

Siguientes artículos

¿Cómo disertar sobre Cataluña sin nombrarla?
Por

Cabe exigirle a los demócratas la capacidad de rebajar niveles insostenibles de resentimiento e intentar no caer en la t...