Estados Unidos también planea nuevas sanciones, pero busca mantener la unidad de Occidente al no adelantarse a sus aliados europeos.

 

Reuters

Funcionarios europeos propusieron el martes nuevas y duras sanciones sobre compañías rusas para privarlas de capital y tecnología, como castigo por la intervención de Moscú en Ucrania, donde se acusa a Rusia de estar preparando una fuerza de “invasión”.

PUBLICIDAD

Los países occidentales acusan a Rusia de estar enviando columnas de tropas armadas a Ucrania, donde tras cinco meses de guerra la iniciativa cambió la semana pasada a los rebeldes prorrusos, que están avanzando ahora hacia un importante puerto.

Rusia niega que sus tropas estén implicadas en combates sobre el terreno, a pesar de que las naciones occidentales y Ucrania aseguran que hay evidencias abrumadoras.

Según la ONU, la guerra, en la que separatistas prorrusos combaten para poner fin al control de Kiev sobre su región, ha cobrado la vida de más de 2,600 personas y ha desplazado a cerca de un millón de sus casas en el este de Ucrania.

Los líderes europeos pidieron el sábado a la Unión Europea (UE) nuevas sanciones para castigar a Moscú, que podrían ser conocidas el miércoles y aprobadas el viernes. Estados Unidos también planea nuevas sanciones, pero busca mantener la unidad de Occidente al no adelantarse a sus aliados europeos.

Al abordar el martes las nuevas propuestas, diplomáticos europeos describieron un número de medidas -principalmente técnicas- que tendrían el efecto combinado de complicar a las compañías de Rusia, cuya economía está fuertemente controlada por el Estado, en su búsqueda de financiamiento exterior.

Las sanciones de Estados Unidos y la UE se han ido endureciendo poco a poco desde marzo, complicando a muchas firmas rusas la obtención de créditos, ahuyentando a los inversionistas y contribuyendo a una fuga de miles de millones de dólares que ha dañado a la economía. Moscú respondió prohibiendo la mayoría de las importaciones de alimentos occidentales.

“Debemos responder de la forma más contundente posible”, aseguró la nueva jefa de la diplomacia europea, la ministra de Relaciones Exteriores italiana Federica Mogherini.

“La situación sobre el terreno se está volviendo cada vez más dramática. Hablamos de una agresión y creo que las sanciones son parte de una estrategia política”.

Sanciones

Sin embargo, aún no está claro si las sanciones serán aprobadas en su forma propuesta: los 28 estados miembros de la UE deben estar de acuerdo y muchos han expresado abiertamente sus críticas.

Las medidas descritas por diplomáticos europeos endurecen las sanciones impuestas en julio, que castigaban ampliamente a los negocios rusos por primera vez.

Las nuevas propuestas sobre la mesa ampliarían la prohibición de que los bancos estatales rusos obtengan capital en los mercados de la UE para cubrir a las firmas estatales del país. Esta prohibición se extendería para incluir préstamos sindicados de bancos europeos.

Asimismo, la prohibición de ventas en Europa de instrumentos de deuda rusa por periodos de menos de 90 días se reduciría hasta los 30 días.

La restricción a la venta de tecnología energética y tecnología con uso dual militar y civil también se endurecería. Y además el bloque de 28 miembros podría considerar medidas más simbólicas, como añadir al ministro de Defensa ruso a una lista de prohibición de viajar de la UE y, posiblemente, limitar incluso futuros intercambios de deporte y cultura.

 

Siguientes artículos

EU tienen normas más estrictas para necesidades de efectivo de bancos
Por

La Fed dijo que los grandes bancos estadounidenses necesitarían mantener alrededor de 2.5 billones de dólares en activos...