Las indagatorias comenzaron el mes pasado, cuando el parlamento europeo instó a suspender la posibilidad de que Estados Unidos pudiera rastrear pagos internacionales.

 

Reuters

BRUSELAS  – La Comisión Europea abandonó su investigación sobre un supuesto abuso de una base de datos financiera por parte de Estados Unidos para espiar a la Unión Europea (UE) y rechazó los pedidos de legisladores europeos para congelar el acceso de Washington a esa información.

PUBLICIDAD

La medida es un revés para el Parlamento europeo, que el mes pasado instó a suspender la posibilidad de Estados Unidos de rastrear pagos internacionales debido a sospechas de que había estado husmeando demasiado la información, abusando de un pacto que le permite acceso limitado a la base de datos SWIFT.

La UE comparte datos con el Tesoro de Estados Unidos mediante SWIFT, que intercambia a diario millones de mensajes sobre transacciones en todo el mundo, pero sólo de manera limitada y para ayudar a interceptar posibles conspiraciones terroristas.

El mes pasado, Guy Verhofstadt, un prominente miembro del Parlamento europeo, dijo a Reuters que Europa necesitaba “transparencia total” debido al programa de vigilancia de la Agencia de Seguridad Nacional de Estados Unidos que reveló el fugitivo ex contratista Edward Snowden.

A los legisladores de la UE les preocupa que Washington esté sustrayendo a escondidas información extra de la base de datos, luego de los documentos estadounidenses filtrados por Globo, la mayor cadena televisiva de Brasil, que indican que el Gobierno de Estados Unidos se metió de manera secreta en SWIFT.

No obstante, la comisaria de asuntos internos de la UE, Cecilia Malmstrom, dijo el martes que no había hallado ninguna prueba de mala conducta.

“La Comisión Europea, por lo tanto, está cerrando las consultas oficiales abiertas con Estados Unidos”, indicó la funcionaria en un comunicado.

Malmstrom, que agregó que se mantendría alerta a cualquier conducta estadounidense desleal, ya había advertido al Parlamento europeo que no tenía planes inmediatos de proponer una suspensión del SWIFT a los miembros del bloque.

Estados Unidos niega cualquier tipo de mala conducta.

El acuerdo es parte de una cooperación transatlántica pactada luego de los ataques del 11 de septiembre del 2001 en Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Panorama laboral de EU mejora
Por

Las solicitudes de subsidio al desempleo bajaron , lo que dio señales de una posible recuperación, sin embargo el gasto...