Los líderes de la zona euro  esperan imponer pérdidas a los depositantes con cuentas superiores a los 100,000 euros en el banco, si la compañía financiera presenta dificultades económicas.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

Los ministros de Finanzas de la Unión Europea acordaron  nuevos reglamentos sobre la forma de compartir los costos por el quiebre de los bancos, removiendo la carga sobre los contribuyentes que han provisto los fondos para programas de rescate desde el inicio de la crisis financiera.

“Tenemos un acuerdo”, dijo un funcionario de la UE presente en las negociaciones que se extendieron hasta la madrugada del jueves.

Los reglamentos establecen un nuevo estándar bajo el cual los países de la UE pueden imponer pérdidas sobre los accionistas, tenedores de bonos y depositantes con más de 100,000 euros (132,000 dólares) en los bancos si un prestamista afronta graves dificultades financieras.

Los líderes de la zona euro buscaban que el fondo de rescate Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) pueda volverse un accionista de un banco importante para el sistema de manera que el costo de salvar a la institución no caiga sólo en los hombros de un gobierno que podría estar luchando ya con una enorme deuda.

La posibilidad de tal recapitalización directa debería ayudar a impulsar la confianza entre los bancos de la zona euro, alentándolos a prestar a la economía real y así fomentar el crecimiento.

 

Siguientes artículos

Microsoft presenta Windows 8.1, tras quejas de usuarios
Por

La reinstalación del botón de “Inicio”, y el desarrollo de formas más fáciles para encontrar y acceder a las...