Tanto periodistas como editores deben cambiar su perspectiva de los medios digitales; muchos periódicos han adoptado la web y las redes sociales como herramientas de mercadotecnia, pero no como un medio para llegar a la gente.

 

 

Al hablar de periódicos es inevitable pensar en la imagen romántica del editor en mangas de camisa lleno de manchas de tinta o la del reportero que recorre el mundo para conseguir noticias, pero pocos piensan en la dura crisis económica que recorre el mundo de las noticias impresas en los últimos años, parte porque los lectores han comenzado a migrar a medios digitales y los periódicos no.

PUBLICIDAD

Una de las principales formas de financiamiento de un periódico es la venta de espacios publicitarios, y ese negocio está cayendo en picada. En 2012 las ventas de publicidad en periódicos impresos llegaron a su punto más bajo en los últimos 60 años, pasando de 60.000 millones de dólares a 20.000 millones anuales en 10 años. Las empresas que compran publicidad en periódicos se han dado cuenta que no es necesario imprimir sus anuncios para llegar a su audiencia; los medios digitales hacen un mejor trabajo en cobertura, medición y costo-beneficio.

Los periódicos han vivido las últimas dos décadas bajo la ilusión de que los medios digitales no los afectaban y que los lectores seguirían con ellos por la calidad de sus contenidos. Con consignas como “no porque alguien pueda publicar algo en Internet es periodista” han justificado su apatía para tener presencia en Internet, mientras que un sitio web como El Huffington Post ha crecido para estar entre los 100 sitios más visitados del mundo y ya tiene un premio Pulitzer por su trabajo periodístico.

Tanto periodistas como editores deben cambiar su perspectiva de los medios digitales; muchos periódicos han adoptado la web y las redes sociales como herramientas de mercadotecnia, pero no como un medio para llegar a la gente. Las redacciones insisten en que su punto de conversión sigue siendo la venta de papel, cuando lo que su audiencia quiere es calidad y disponibilidad de información, independiente del soporte en que ésta llegue.

Igual que con los libros, los periódicos deberán trabajar para llegar a sus lectores de una manera rentable hasta sus dispositivos portátiles de lectura, ya que no sólo están cambiando los canales de contenido sino también los puntos de venta, pero ése es un tema para otro día.

Jeff Bezos, fundador de Amazon y dueño de The Washington Post, ha dicho que dentro de poco los periódicos impresos se convertirán en “artículos de lujo”, pero para entonces la industria sólo podrá dar trabajo a unos cuantos periodistas. Las nuevas generaciones de comunicadores deberán entender las dinámicas de la comunicación digital si quieren ser relevantes al informar a sus lectores.

 

 

Contacto:

Correo: contacto @tesseractpages.net

Twitter: @TesseractPages

Página web: Tesseract Pages

Blog: Tesseract Pages

Facebook: Leyendo más

Correo: [email protected]

Twitter: @mauricioangulo

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Analytics para encontrar oportunidades de negocios
Por

Cuando usamos Analytics es importante comprender que estamos concluyendo sobre negocios. Y que contar el “cuentito” corr...