John Paul Getty, una vez el hombre más rico del mundo, fue el patriarca de una familia azotada por la tragedia y los excesos.

 

Por Agustino Fontevecchia

PUBLICIDAD

 

El 31 de marzo, Andrew Rork Getty, de 47 años, nieto del magnate del petróleo J. Paul Getty (una vez el hombre más rico del mundo), fue encontrado muerto en su casa de Beverly Hills, según los reportes, desnudo de la cintura para abajo sobre un charco de sangre. La sombría escena es la última en una serie de tragedias familiares demasiado extraña para ser real. Hagamos un recuento de ellas:

Adulterio. El tercer hijo de Getty, J. Paul Jr., se muda a Italia en los años sesenta con su esposa, Gail Harris, para dirigir las operaciones europeas de Getty Oil. En 1966 abandona a su esposa y a sus cuatro hijos por la actriz holandesa Talitha Pol.

Drogas. Paul muere de una sobredosis de heroína en 1971.

Secuestro. J. Paul III, de 16 años, es secuestrado en Roma en julio de 1973. Sus secuestradores exigen 16 millones de dólares. Gail Harris suplica al patriarca de la familia, quien alegremente responde: “Tengo 14 nietos. Si pago un centavo ahora, voy a tener 14 nietos secuestrados.”

Mutilación. Cansados por el nulo avance de las negociaciones, los secuestradores cortan la oreja derecha a J. Paul III (y un mechón de cabello) y los envían a un periódico de Roma. La familia paga un rescate de 3 mdd.

Usura. Tres cuartas partes de ese rescate de 3 millones fueron pagados directamente por J. Paul. Prestó el resto a su hijo con una tasa de interés de 4%.

Trauma cerebral. En 1981, el parrandero asiduo al Studio 54 J. Paul III sufre un derrame cerebral inducido por el consumo de drogas a los 25 años que lo deja parapléjico y parcialmente ciego.

Doble vida secreta. En 1999 se descubre que Gordon, el hijo de J. Paul –número 1 en la lista Forbes 400 en 1983 y quien se creía era el bien portado de la familia–, tiene dos familias, una en Los Ángeles y otra en San Francisco. Tiene siete hijos con las dos mujeres.

Curiosidad forense. Este abril, la policía de Los Ángeles declara la horripilante muerte de Andrew Rork Getty una “muerte por causas naturales”, señalando que “tenía una plétora de problemas médicos”.

 

Siguientes artículos

Nueva York abrirá sus puertas al comercio cubano
Por

El gobernador del Estado de Nueva York, Andrew Cuomo, es el primer gobernador en visitar Cuba, tras la normalización de...