En México están pasando las cosas muy rápido, a dos semanas de la elección, toda la información de los resultados suena a vieja y todo lo relacionado con la elección pareciera de otro siglo. La misma reunión del martes que tuvieron el presidente Peña Nieto y el presidente electo López Obrador en los Pinos, ya también es noticia pasada, pero los efectos de esa reunión son muy simbólicos, quedó muy claro que existe un cogobierno, lo que significa que Peña Nieto no va a hacer nada que opaque al nuevo gobierno. Es algo inusual, chistoso y difícil de entender por algunas personas.

Una gran muestra de esto es simple y sencillamente la visita de los funcionarios de los Estados Unidos encabezados por el secretario de Estado, Mike Pompeo, los cuales por respeto a los tiempos modos y formas, respetan al presidente en funciones, pero no van a dejar de trabajar con las nuevas autoridades, cuidando el futuro de la relación a partir del primero de diciembre, que Obrador ya tome posesión.

Esto se puede entender y analizar desde diferentes puntos de vista, obviamente parten del acuerdo entre las autoridades mexicanas; también se han creado teorías de que el futuro Canciller ya había hecho el trabajo de cabildeo desde su largo auto-exilio y se habla hasta de la antigua relación con Rudolf Giuliani, actual abogado de Donald Trump, y que en los tiempos cuando López Obrador era Jefe de Gobierno del antiguo Distrito Federal, vino a dar asesoría con su famoso “Plan Tolerancia Cero”. Para el gobierno actual de nuestros vecinos, puede ser un arma importante llegar acuerdos con el nuevo gobierno, para poder asegurar que estos les ayuden a ganar las elecciones de noviembre y poder obtener mayoría en el Congreso de su país.

Es importante mencionar que muchos miembros del actual gobierno de Morena, cuando estaban en el PRI, fueron cercanos al Partido Republicano que eran de las querencias de aquellos tiempos, la relación con los demócratas vino en tiempos de Zedillo cuando gobernaba Bill Clinton y se dio el rescate financiero a México y la persecución del hermano del ex presidente Salinas.

PUBLICIDAD

Lo importante para México, es que esta visita significa una buena voluntad para el primer gobierno de izquierda formal en la época moderna de nuestro país, no olvidemos que Lázaro Cárdenas tomo muchas decisiones de corte izquierdista aunque nunca se declaró como tal.

Y como todo al principio, la relación entre ambos países pinta para una gran luna de miel, pero técnicamente en algún momento podemos tener desacuerdos. Para los planes y visión de Trump, pareciera que él quisiera que México regresara a su antigua posición de ser el patio trasero de los americanos, la región 4 que le consume sus productos, en lugar de ser un país poderoso, exportador y la vía para todo el mundo de introducir productos de alta calidad para el mercado más grande de consumidores en el mundo, lo que nos había llevado a subir de posición en las economías del mundo y estar proyectados para el 2050 como una de las diez economías más grandes del mundo, para cuando ellos estarán clasificados en el segundo o tercer lugar, eso considero que a Trump no le gusta, ni a él, ni a los republicanos.

Habrá que ver si esta visita de funcionarios americanos a los dos gobiernos en funciones, ayuda a desatorar las negociaciones del Tratado de Libre Comercio y de qué manera ayuda o frena los planes migratorios que tienen detenidos entre los republicanos y los demócratas del Congreso.

Un tema que seguro fue discutido es la velocidad con la que el nuevo gobierno piensa transitar en la liberación del uso de la marihuana en México, es un tema de alineación de los tres países, solo falta México y ya va en camino, pero según esto puede ayudar a que se reorganicen las presiones para todo el tema del tráfico de drogas, armas y personas a lo largo del continente y las fronteras.

Esperemos ver los tuits de Trump durante toda la semana.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @Marcovherrera

YouTube: El Marco del Poder

Google+: Marco V. Herrera Berenguer

Blog: El Marco del Poder

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

AMLO erige agenda mediática a través de redes
Por

Desde que mucho antes de iniciar las campañas presidenciales, Andrés Manuel ha convertido a las redes sociales en su mej...