Muchos titanes corporativos que generan buena parte de sus ganancias fuera de Estados Unidos ya han sentido el efecto de la turbulencia cambiaria provocada por la fortaleza del dólar.

 

Por Lauren Gensler

 

PUBLICIDAD

El dólar estadounidense está en la cima del mundo, pero muchas de las compañías más grandes del planeta desearían que no fuera así.

El poder de la moneda ha sido un tema recurrente en los reportes trimestrales de los gigantes estadounidenses que hacen buena parte de su dinero fuera del país. ¿Por qué? Un dólar más fuerte significa que las ventas en el extranjero se traducen en menos dólares de vuelta a casa, una realidad que se está haciendo sentir en muchos pronósticos corporativos después de que el dólar subió 6% frente a otras monedas importantes en el cuarto trimestre y ha subido 3% en 2015.

“Una gran cantidad de empresas están recibiendo un duro golpe”, dice Dan Greenhaus, estratega en jefe de BTIG. “Les está costando miles de millones de dólares.”

Por ejemplo, eBay espera que un dólar más fuerte impacte en sus ingresos en una magnitud de 600 millones de dólares (mdd) este año; Amazon.com ya ha sentido un golpe de 895 mdd en ingresos y proyecta que el dólar reduzca en 5% sus ventas en este trimestre; Procter & Gamble dijo que los vientos en contra de las divisas le costarán más de 1,000 mdd en ganancias este año.

Aunque muchas compañías advirtieron sobre la inestabilidad de las divisas el año pasado, la intensidad con la que el dólar se ha disparado fue inesperada.

“Tienes una combinación de políticas que deben fortalecer al dólar”, dice Greenhaus, refiriéndose a la expectativa de que la Reserva Federal de Estados Unidos giraría a una política monetaria más restrictiva, mientras que otros bancos centrales, como los de Japón y Europa, continuaron reforzando sus estímulos. “La confusión para empresas e inversionistas provenía de que el fortalecimiento del dólar se dio más rápido y con más fuerza de lo que nadie esperaba.”

1

Para muchas empresas, incluso las que advirtieron de la inestabilidad monetaria y redujeron sus expectativas en el tercer trimestre, previendo un dólar más fuerte aún, fueron superadas por el dólar creciente.

“No es necesariamente la dirección, sino la magnitud y la velocidad, lo que ha sido una sorpresa para las empresas”, coincide Eric Weigand, gerente de cartera de Private Client Reserve de US Bank. “Creo que es muy similar a lo que hemos visto con la energía”, advirtiendo que los precios del petróleo se han reducido a la mitad desde el verano pasado y tomado a muchas empresas por sorpresa.

Una gran cantidad de empresas en el S&P 500 han perseguido el crecimiento a través de la expansión de sus operaciones en todo el mundo, pero esos beneficios potenciales implican riesgos relacionados con las divisas. Entre los que tienen mayor exposición internacional: McDonald’s, Procter & Gamble, Apple, IBM, eBay y Coca-Cola, cada uno genera al menos 50% de sus ventas fuera de EU.

Para Procter & Gamble, que fabrica objetos cotidianos como el detergente Tide y el champú Pantene, la inestabilidad monetaria tuvo un impacto de 450 mdd en sus ganancias en el cuarto trimestre y pronostica que ese golpe sume 1,400 mdd este año.

“Éste es el impacto más significativo de las divisas en el que hemos incurrido en un año fiscal”, dijo Jon Moeller, CFO de P&G en la llamada de ganancias de la compañía, el 27 de enero.

Ese impacto está escalando a mayores proporciones de las imaginadas. El impacto previsto de 12 puntos en las ganancias para todo el año por acción es más del doble de lo estimado por P&G en el último trimestre y más de cinco veces el impacto anticipado al comienzo del año fiscal.

IBM también se mostró sorprendida por el rápido ascenso del dólar. La inestabilidad de las monedas se comieron ingresos por 1,200 mdd en el cuarto trimestre, 400 millones más de lo previsto sólo 90 días antes.

“El dramático fortalecimiento del dólar comenzó en septiembre y ha continuado a un ritmo acelerado. Además, las monedas se han movido casi todas en una dirección desfavorable para nuestro perfil de negocio”, dijo a los inversionistas el CFO de IBM, Martin Schroeter.

En una posición similar se encuentra eBay, que dijo haber “subestimado” el impacto de un dólar más fuerte y está proyectando un ingreso de 600 mdd en 2015 a medida que las conversiones monetarias desfavorables obstaculizan el crecimiento del comercio internacional.

Además de un dólar más fuerte, las empresas están luchando con un crecimiento global lento y un consumidor cauteloso.

Amazon, que genera 44% de sus ingresos en el extranjero, reportó un lastre de tres puntos sobre ingresos equivalentes a 895 mdd en el cuarto trimestre. Según el CFO de Amazon, Tom Szkutak, las ganancias continuarán siendo afectadas negativamente por el “alto nivel de incertidumbre que rodea a las fluctuaciones del tipo de cambio, así como la economía y el gasto del consumidor global”.

Mientras que el dólar se fortaleció frente a casi todas las principales divisas en el cuarto trimestre, otras situaciones únicas producen dolores de cabeza para las empresas estadounidenses, a saber, el bolívar venezolano y el rublo ruso.

El gigante de las bebidas Coca-Cola dijo que la caída de 55% en sus ganancias del cuarto trimestre se debió, en gran parte, a efectos cambiarios negativos, especialmente en Venezuela, donde la moneda se ha depreciado considerablemente. Coca-Cola dijo que 2015 será un año “desafiante” y anticipa que la inestabilidad cambiaria mermará sus ingresos 6 puntos en el trimestre actual.

Incluso Apple, que tuvo el trimestre más rentable entre todas las compañías en la historia, dijo que un dólar más fuerte y el flujo de divisas en Rusia y Japón redujo los ingresos en 4 puntos. “Obviamente lo que hemos visto durante el Q1 ha sido un movimiento sin precedentes en las monedas”, dijo el director financiero de Apple, Luca Maestri. “No tenemos ni que decir que la fortaleza del dólar estadounidense tiene un impacto negativo en nuestro negocio internacional.”

Apple se vio obligada a cerrar temporalmente su tienda en línea en Rusia a finales del año pasado y aumentar el precio de su iPhone debido al rápido descenso del rublo.

McDonald’s, que ya tiene su propia dosis de problemas con su recientemente destituido CEO, dijo que la desaceleración económica de Rusia y el debilitamiento de la moneda han impulsado “descensos significativos” en su rentabilidad en Europa. Se espera que la inestabilidad monetaria tenga un impacto de 10 centavos de ganancias por acción en el primer trimestre y de 35 a 40 centavos por acción para el año completo.

De cara al futuro, algunos podrían argumentar que el dólar estadounidense será obligado a retroceder en cualquier momento. Según Goldman Sachs, se espera que el euro y el yen se deprecien aproximadamente un 20% frente al dólar estadounidense en 2017.

“Las empresas han sufrido un gran daño y seguiremos viendo el impacto cambiario”, dice Wolfgang Koester, CEO de FiREapps, una empresa de administración de riesgo cambiario.

La firma de Koester estima que los efectos negativos de las divisas costaron a las empresas 8,000 mdd en el tercer trimestre de 2014, el doble del impacto del trimestre anterior, y hay pocas razones para creer que no será aún peor en el Q4.

“Es difícil argumentar que el dólar no debería estar fortaleciéndose –dice Greenhaus–, pero también es difícil imaginar que la fortaleza del dólar que vimos en la segunda mitad del 2014 continúe indefinidamente.”

 

Siguientes artículos

Más de 47 millones usan banda ancha inalámbrica: IFT
Por

El mayor uso de la banda ancha móvil en México se explica por la incursión de nuevos esquemas de prepago en el mercado m...