EFE.- La suspensión este lunes de la línea de alta velocidad (AVE) entre Madrid y Barcelona, por el robo de 600 metros de cable de fibra óptica, generó el caos en las estaciones de tren de ambas ciudades, y afectó a 7,200 pasajeros en pleno agosto, mes en el que se registra un mayor número de desplazamientos por las vacaciones de verano en España.

La suspensión, que provocó retrasos y cortes en 22 trenes, duró cinco horas, durante las que se ofreció a los viajeros alternativas para llegar hasta sus destinos, mientras se trabaja en la recuperación de la línea, según informó hoy la Red Nacional de Ferrocarriles Españoles (Renfe).

La incidencia tuvo lugar en un tramo de la vía situado entre las localidades de Figueres Vilafant y l’Arboç, ambas en la región de Cataluña (noreste), indicó Adif, administrador público español de las infraestructuras ferroviarias.

No te pierdas: Nvidia espera que ingresos del segundo trimestre caigan por baja en negocio de videojuegos

Un robo de cables deja en tierra a más de 7,000 viajeros del AVE en España

Horas después la policía regional catalana detuvo a un joven de 19 años relacionado con el robo en una zona de vías cercana al tramo afectado.

Los agentes recuperaron parte del material robado en la línea de alta velocidad y mantienen abierta la investigación por si estuvieran implicadas más personas.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

criptomonedas hackers Vietnam
EU sanciona a mezclador de criptomonedas por delinquir para Corea del Norte
Por

En una supuesta operación de blanqueo de millones de dólares, Tornado Cash un mezclador de criptomonedas fue sancionado...