Notimex.- Si un usuario observa que su teléfono consume rápido la batería o que es lento en el proceso de programas, puede ser indicio de algún programa malicioso, instalado para saber la actividad del aparato telefónico.

Ello se logra con programas de sponseware y stalkerware, que se utilizan para monitorear o espiar toda la actividad como el registro de llamadas o mensajes, sin el consentimiento de la persona.

En entrevista periodística, José Flores, director de Comunicación de la Red de Defensa de los Derechos Digitales, detalló que uno de los indicios para saber si un usuario tiene instalado un “software espía” es si su teléfono presenta mal rendimiento de energía o un consumo muy rápido de datos.

Datos se ‘evaporan’

“También en el caso de los teléfonos inteligentes, el consumo de datos se me está acabando muy rápido sin que yo esté usando este internet móvil, muchas veces estos programas recurren al uso de estos datos para enviar la información, entonces ahí me puedo dar cuenta de cómo está la situación”, explicó.

Esta práctica es más común de lo que se puede pensar, ya que de acuerdo con un estudio realizado por la firma de seguridad Kaspersky Lab, 31% de los participantes reconoció espiar los hábitos de su pareja en línea.

Esta actividad es propiciada por las aplicaciones que se pueden encontrar en sitios como la tienda de aplicaciones de Android, en donde es posible encontrar cerca de 30 aplicaciones gratuitas y al menos siete que son de paga, algunas de ellas registran más de un millón de descargas.

Justificativos

La presencia de estos programas en las tiendas en línea se justifica en muchas ocasiones en el cuidado que los padres tienen sobre sus hijos y en el que suelen tener las empresas con los dispositivos que se usan para trabajar, pero el uso de las mismas es una clara invasión para la privacidad de las personas, consideró Flores.

En su opinión, la instalación de aplicaciones destinadas a espiar la actividad de las personas en línea ha permitido que se lleven a cabo conductas abusivas, el espía suele tener acceso al dispositivo que va a infectar, es muy común entre parejas.

“Stalkerware o sponserware, puede ser utilizado para avalar conductas abusivas respecto a parejas sentimentales; por ejemplo, estar viendo el registro de llamadas o el registro de mensajes de otra persona sin su consentimiento”, dijo.

Para no ser víctima de este tipo de abusos, la pareja debe establecer una contraseña para el dispositivo que no sea fácil de adivinar, no ocupar fechas importantes y, por supuesto, no compartir estas contraseñas y tener un antivirus que detecte si está instalado un programa de stalkerware.

También te puede interesar:

El koala está funcionalmente extinto: ONG

 

Siguientes artículos

Fuego en Notre Dame. Foto Reuters.
Plan de restauración de Notre Dame divide a los franceses
Por

La recuperación de la catedral atrae críticas de amantes de la historia; no obstante, el proyecto de reconstrucción de M...