El jugador de la Universidad de Duke Zion Williamson, el mejor basquetbolista universitario de Estados Unidos y uno de los mejores prospectos de la NBA en la última década, se lesionó la rodilla en un partido clave contra Carolina del Norte, cuando su calzado Nike literalmente se deshizo provocando que pie se deslizara de más y se torciera la articulación.

Este caso y la viralización en redes sociales de esta imagen tienen a la popular marca de ropa deportiva en el ojo del huracán, y a sus inversionistas públicamente decepcionados de Nike, que sufrió pérdidas tras el incidente, ya que sus acciones retrocedían 1.32% previo al cierre de Wall Street.

Recordemos la escena: en una jugada bastante común en este deporte, Zion Williamson se acerca a la línea de tres puntos de la canasta rival y se dispone a acelerar para superar al defensor rival, sin embargo, su tenis del pie izquierdo le jugó una mala jugada en el amague y su pie sale por el costado del calzado.

Una de las reacciones que más se replicó fue la del expresidente Barack Obama, que estaba en la multitud, al ser captado por una cámara mientras resumía esta situación en “shoe broke” (zapato roto).

Williamson, un joven de 18 años y 130 kilos que ha estado promediando 22.4 puntos y 9.2 rebotes por juego, abandonó el juego a los 33 segundos de iniciado y no regresó.

Autoridades del Duke dijeron que había sufrido un leve esguince en la rodilla, una buena noticia para quienes temían algo mucho peor, pero no dijo cuántos juegos se espera que se pierda.

 

Nike en la mira

Rápidamente, los rivales de Nike se unieron a la conversación a través de las redes sociales. Puma tuiteó: “No habría sucedido en unos Pumas”. Aunque después eliminó la publicación.

LiAngelo Ball, cuya familia es propietaria de los zapatos Big Baller Brand, sostuvo: Si el zapato estaba defectuoso, o si Williamson pierde la confianza en el uso de Nike, la compañía podría perder potencialmente a la próxima gran superestrella del baloncesto como jugador sponsorizado.

Los fanáticos de Duke, algunos de los cuales habían pagado los precios de los boletos a nivel de Super Bowl, se fueron a casa doblemente decepcionados.

El ruido en las redes sociales sugiere que habría una demanda en ciernes.

Las redes sociales inculpan a Nike, ya que se observa en videos como el zapato se desprende en la unión de la inyección de las suelas.

También te puede interesar:

Justin Gallegos, primer atleta con parálisis cerebral patrocinado por Nike

 

Siguientes artículos

Los Garza Sada, la millonaria familia de la que habla López Obrador
Por

Eugenio Garza Sada fue hijo de uno de los creadores de Cervecería Cuauhtémoc y también fundó el Tecnológico de Monterrey...