Un tortuoso fin de año para la economía mundial

Los mercados esperan agazapados la actuación política. Los excesos y sensacionalismos políticos están apagando una economía, cada vez más débil. La política pura se ha adueñado del escenario.