El Día del Soltero, un día de compras anual que el gigante chino de comercio electrónico Alibaba inventó en 2009, no se trata solo de descuentos en línea este año: la compañía está ampliando la bonanza minorista en el espacio físico para un crecimiento renovado, abriendo más de 1,000 tiendas pop-up inteligentes en todo el país para hacer ruido durante todo el día. Las tiendas también ofrecen un vistazo a la tienda minorista de Alibaba, que implica el uso de tecnología para actualizar el mercado minorista de 4,900 millones de dólares de China.

Para ver lo que Alibaba tiene en mente para el futuro de la venta minorista, visité una tienda pop-up inteligente en Beijing.

Foto: Yue Wang/Forbes.

La tienda, construida especialmente para el día de solteros, se encuentra en la moderna zona de Sanlitun de Pekín, un lugar conocido por su ambiente de compras de primer nivel y una calle de bares.

By Yue Wang/Forbes.

Se divide en cinco secciones: cocina, estudio, dormitorio, baño y sala de estar, que alojan todos los productos conectados que pueden ser activados por voz o controlados remotamente por teléfonos inteligentes. Los consumidores pueden escanear códigos QR con sus teléfonos para obtener información del producto o pueden dirigirse a los centros comerciales en línea de Alibaba para realizar compras.

PUBLICIDAD

La tienda no sólo vende productos de su marca. El e-reader Kindle de Amazon se muestra en la sección de estudio, como parte del tema para un entorno de trabajo conectado.

Dispositivos conectados desplegados en la Pop Up Store. Foto: Yue Wang/Forbes.

Los dispositivos más interesantes se colocan en la sala de estar. Alibaba imagina un futuro donde todo se controla a través de su bocina inteligente de 75 dólares, el Tmall Genie, que puede cambiar programas de televisión, pagar el recibo de teléfono  o reproducir música al igual que sus contrapartes occidentales como Alexa o Google Home.

Una mesa inteligente que lee la salud de las plantas colocadas sobre ella. Foto: Yue Wang/Forbes.

La sala de estar también presenta productos que no están disponibles en el mercado masivo. Esta tabla de té inteligente, por ejemplo, puede decir si una planta colocada encima necesita ser regada y ofrecer sugerencias en consecuencia.

También hay juegos interactivos en toda la tienda. Después de escanear este letrero con la aplicación Taobao de Alibaba, los consumidores pueden jugar un juego de realidad aumentada llamado Hongbao Rain, que superpone sobres rojos virtuales que contienen pequeñas cantidades de efectivo en el mundo real. Después de atrapar cada sobre rojo, los consumidores pueden quedarse con el dinero.

Si bien la tienda es solo para el Día del Soltero, Alibaba busca utilizar esta shopping-bonanza para promocionar el nuevo concepto de venta minorista, que es posible gracias a los datos recogidos tanto de las tiendas digitales como offline. El presidente ejecutivo de Alibaba, Daniel Zhang, ha previsto un futuro en el que los minoristas conocen tan bien a sus clientes que pueden recomendar productos a través de los estantes de las tiendas y aplicaciones de teléfonos inteligentes al mismo tiempo, y entregarlos juntos a las puertas de los clientes en 30 minutos, para que los compradores no tengan que cargar bolsas a su próximo destino.

 

Siguientes artículos

apple
Big Tech: del desencanto, ¿a la regulación?
Por

El huracán tecnológico le crea problemas no solo a los negocios tradicionales, sino también a los gobiernos. Es posible...