Reuters.- El príncipe británico Andrés fue demandado el lunes por presuntamente haber abusado sexualmente en tres ocasiones de una mujer, que ha afirmado haber sido víctima de la trata de personas con fines sexuales por parte del difunto millonario Jeffrey Epstein.

En una demanda civil presentada ante el Tribunal de Distrito de Estados Unidos en Manhattan, Virginia Giuffre acusó a Andrés de haber abusado de ella hace unas dos décadas, cuando tenía menos de 18 años.

Según la demanda, Giuffre dijo que Andrés la obligó a mantener relaciones sexuales en contra de su voluntad en la casa londinense de Ghislaine Maxwell, una socia de Epstein.

Los portavoces del príncipe no pudieron ser contactados inmediatamente para hacer comentarios fuera del horario de trabajo.

Andrés había dicho a la BBC en noviembre de 2019 que no recordaba haber conocido a Giuffre, y que no pudo haber tenido relaciones sexuales con ella en la casa de Maxwell porque había regresado esa noche a su casa después de una fiesta infantil.

La denuncia dice que Andrés también abusó de Giuffre en la mansión de Epstein en el lado este de Manhattan, y en una isla privada que Epstein poseía en las Islas Vírgenes de Estados Unidos.

Giuffre ha dicho que Epstein la mantuvo como “esclava sexual” con la ayuda de Maxwell, y declaró al programa “panorama” de la BBC que Epstein la llevó a Londres para que conociera a Andrés.

Su demanda, firmada por su abogado David Boies, acusa a Andrés de agresión e imposición intencionada de angustia emocional, y solicita daños y perjuicios no especificados.

Giuffre demandó a Andrés en virtud de la Ley de Víctimas Infantiles, una ley del estado de Nueva York.

“Pido cuentas al príncipe Andrés por lo que me hizo”, dijo Giuffre en un comunicado. “Los poderosos y los ricos no están exentos de ser responsables de sus actos. Espero que otras víctimas vean que es posible no vivir en silencio y con miedo, sino reclamar la propia vida hablando y exigiendo justicia”.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Los abogados de Maxwell no respondieron inmediatamente a las solicitudes de comentarios. Maxwell no está acusada en la demanda.

Epstein, de 66 años, se suicidó en una cárcel de Manhattan el 10 de agosto de 2019, mientras esperaba el juicio por cargos de tráfico sexual. Un fondo para compensar a las víctimas de los abusos sexuales de Epstein ha completado el proceso de pago, dando más de 121 millones de dólares a unas 138 personas, dijo el lunes el administrador del fondo.

Maxwell se ha declarado inocente de participar en el tráfico sexual y de haber preparado a niñas para que Epstein abusara de ellas. Su juicio en Manhattan podría comenzar en noviembre. 

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado