Platicamos con Matthew Heineman sobre sus influencias, la génesis de su película y sus intenciones al crear Cartel Land.

 

Las primeras imágenes de Tierra de Cárteles (Cartel Land, 2015) muestra a un grupo de hombres armados y encapuchados. De un camión descargan botes, tambos, pronto están cocinando metanfetamina, hablando frente a la cámara. Y ésa no será la única secuencia provocadora del documental.

PUBLICIDAD

A lo largo de poco más de un año (entre Arizona y Michoacán), el documentalista Matthew Heineman siguió a dos movimientos de autodefensas, uno a cada lado del Río Bravo. El resultado es un documento lleno de reflexiones, donde los personajes se muestran humanos y, sobre todo, falibles. ¿Cómo juzgar un fenómeno que nos parece cercano pero no lo es tanto?

Tuvimos oportunidad de sentarnos a charlar con Heineman sobre la génesis de su película, sus intenciones de dibujar paralelismos entre ambas naciones, el personaje del Doctor Mireles, la legitimidad de las autodefensas y las comparaciones que ha suscitado su trabajo con el western.

En los créditos de la película mencionas el artículo Border of Madness de Rolling Stone como la inspiración del documental, ¿qué te llamó la atención de dicho texto?

Matthew Heineman (MH): Iba en el metro en Nueva York y leí el artículo de Rolling Stone sobre estos grupos operando en la frontera con México del lado de Arizona, era un mundo del que no sabía nada. Conocía muy poco sobre la frontera, poco sobre la guerra por las drogas y poco sobre los vigilantes. Entonces hablé con el periodista (autor del texto), charlamos varias veces y me presentó a Tim Foley, el personaje principal del relato de Arizona. Me llevo varios meses ganarme su confianza, tener acceso a él, filmamos por 4-5 meses. Entonces mi padre me envió un artículo sobre las autodefensas y, en cuanto lo leí, supe que quería crear este paralelismo entre los grupos operando a ambos lados de la frontera pero con el mismo enemigo: los cárteles mexicanos.

Como dices la película busca generar un espejo, ¿qué similitudes encuentras entre ambos movimientos?

MH: Al principio, los dos personajes principales, el Doctor (José Manuel Mireles) y Nailer, tienen 55 años, ambos creen que el gobierno les falló, tomaron la ley “en sus manos” para pelear en lo que creen pero sus circunstancias son muy diferentes. En México la violencia es real, más de 80,000 personas han muerto desde el 2007, además de 20,000 desaparecidos. En cambio en Arizona, la violencia es teórica, es más una ilusión de que estos capos de la droga van a abrirse paso hasta los Estados Unidos. Hay algunas similaridades, pero las diferencias son muy marcadas.

¿Cómo entraste en contacto con las autodefensas?

MH: Después de que mi padre me envió el artículo, hice investigación, leí, contacté a un periodista y ella me conectó por medio del correo electrónico con el Doctor (Mireles). Creo que esa noche charlamos por el teléfono, le dije que quería venir (a México), documentar su historia y de las autodefensas, él dijo: ¡ven! Dos semanas más tarde estaba aquí filmando.

¿Quién es el Doctor Mireles?

MH: Ja… (mira al piso, pausa larga)… ja… ¿metafísicamente? (ríe) El doctor Mireles es un cirujano de un pequeño pueblo de Michoacán, es uno de los líderes de las autodefensas. Él, como muchas otras personas, por muchos años vivió con el miedo y el control de los narcotraficantes, vive en una sociedad donde cree, junto a muchas otras personas, que no hay instituciones de gobierno. Hay un estado fallido, incluso teniendo instituciones de gobierno no son efectivas o están directamente trabajando con los cárteles.

Después de pasar 9 meses con tus personajes, ¿cómo mantiene un director la objetividad ante ellos?

MH: Mi trabajo es mantenerme objetivo. No soy un fanático del cine militante, donde las personas llevan ideas preconcebidas a la historia. Nuestro trabajo es documentar la historia que se desenvuelve frente a nosotros. Uno de mis mentores en el mundo del cine me dijo una vez que si terminas una historia donde empezaste, no estabas escuchando durante el camino. Me parece que es un gran consejo para la vida y el cine.

En la sinopsis la película se compara con un western. Como muchas de esas historias, ésta no tiene ni buenos, ni malos…

MH: Cuando recién comencé a hacer la película, de leer noticias y realizar un poco de investigación, pensé que estaba sobre una historia muy simple. Una historia de hombres y mujeres levantándose para pelear en contra del mal, personas en playeras blancas luchando contra gente en playeras negras. Con el tiempo entendí que las líneas entre buenos y malos eran mucho más borrosas, más grises. Mucho más complejas. Esa complejidad fue lo que me mantuvo haciendo esta película, tratar de entender que estaba pasando. Espero que esta película provoque una conversación importante aquí en México y le muestre al mundo algo que leen en los noticieros pero no necesariamente pueden ver.

Los dos casos de autodefensas que presentas, ¿son legítimos?

MH: Creo que esa es una pregunta que continuamente me hago. ¿Qué haría? ¿Qué haría si mi hermana fuera violada por un cártel? Si estuviera en la misma situación, ¿tomaría un arma? ¿Combatiría la violencia con violencia? ¿Es justo? ¿Es correcto? ¿Son sustentables los vigilantes? Son cuestiones en las que constantemente reflexionaba y preguntaba. La película evoca esas mismas preguntas… ¿tú qué harías?

Estreno limitado próximo 2 de julio.

twitter.com/CartelLandmx

https://www.youtube.com/watch?v=2N4FWqPzyC8

Contacto:
Twitter: @pazespa
Tumblr: pazespa
Página web: Butacaancha.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Peña Nieto retomará actividades el lunes tras cirugía
Por

El vocero de Presidencia agregó que Peña Nieto permanecerá en observación en el hospital de 24 a 48 horas antes de ser d...