Los abogados del Centro Contra la Discriminación (Cecodi) interpusieron un amparo para suspender la construcción del Muelle de Cruceros en Cozumel, ya que supuestamente afecta a arrecife en la isla de Quintana Roo, que todos los días recibe viajeros en grande embarcaciones de las navieras estadounidenses Carnival y SSA Marine; no obstante, académicos aseguran que el arrecife es inexistente.

La disputa por el muelle inició el 26 de enero de 2022, cuando el equipo jurídico de Cecodi —una organización inactiva en el registro federal de las organizaciones de la sociedad civil por no presentar sus informes de ingresos y egresos— puso un amparo ante el Poder Judicial Federal para frenar el proyecto, según el Colectivo Ciudadano Isla Cozumel.

Lee: Dan concesión para construir terminal de cruceros en Cozumel

Las navieras estadounidenses disputan un mercado de 474 millones de dólares anuales de la llegada de cruceros a Cozumel, revelan Alejandro Palafox Muñoz y Adrián Alejandro Vilchis Onofre, académicos de la Universidad de Quintana Roo.

El amparo interpuesto por los abogados de la ONG que busca combatir el racismo en México, como lo estipulan sus objetos sociales, es parte de un tinglado de intereses empresariales que controlan la llegada de cruceros a Cozumel, dicen los investigadores a Forbes México.

En las inmediaciones y en los terrenos donde se construye el nuevo Muelle de Cruceros en Cozumel no existe ningún arrecife, aseveran los académicos. 

El equipo jurídico de Cecodi, una organización civil dirigida por Carlos Enrique Odriozola Mariscal, advierte que el presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, y el secretario de Comunicaciones, Infraestructura y Transportes, Jorge Arganis, no respetaron el derecho de Cozumel y ponen en riesgo el ecosistema, especialmente un arrecife.

El Centro Contra la Discriminación, cuyo registro en estos momentos no avala su vigencia ni certeza de los datos mostrados, expuso en el amparo que el Muelle de Cruceros pone en riesgo el ecosistema de la isla de Cozumel.

El 23 de agosto de 2007, Odriozola Mariscal constituyó el Centro Contra la Discriminación para promover la cultura de igualdad y no discriminación, así como para impulsar mediante el ejercicio de las acciones legales aplicables, ya sean internacionales, nacionales, estatales o municipales, la inclusión social de las personas y grupos vulnerados o en desventaja. 

Según el Servicio de Administración Tributaria (SAT), ni el Centro Contra la Discriminación ni Colectivo Ciudadano Isla Cozumel están dentro del padrón de grupos autorizados para recibir recursos de empresas y organizaciones mexicanas y extranjeras.

El Centro Mexicano de Derecho Ambiental (Cemda), encabezado por Gustavo Alanís, es otro grupo detrás de las acciones para frenar el Muelle de Cruceros, uno de los 39 proyectos prioritarios de inversión presentados por Andrés Manuel López Obrador en octubre de 2020.

Las iniciativas del Cemda son aplaudidas públicamente por el diputado panista Gabriel Quadri, quien está ligado a la naviera SSA Marine a través de su esposa Thelma Lazcano.  

En 2021, la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales autorizó la ampliación del muelle de la Terminal Internacional de Cruceros de Cozumel, que es propiedad de SSA Marine. La manifestación de impacto ambiental de este muelle fue elaborada por la empresa Sistemas Integrales de Gestión Ambiental (SIGEA), en donde trabaja Lazcano como directiva.

Lee: Frenan inversión de 511 mdp para muelle en Cozumel por la falta de permisos de Semarnat

Otras presiones para frenar el nuevo muelle en Cozumel provienen de la empresa Stand Dollar Sport, propiedad del estadounidense John Flynn, quien es dueño de un sendero ecoturístico en la zona marítima donde se desarrollará el Muelle de Cruceros en Cozumel.

La playa propiedad de John Flynn, que cuenta con un muelle, actualmente es punto de partida de más de 15 embarcaciones de turismo náutico propiedad de Stand Dollar Sport. 

El 5 de enero de 2022, la Secretaría de Infraestructura, Comunicaciones y Transportes (SICT) entregó la concesión para la construcción de la terminal de cruceros en Cozumel.

“La empresa Muelles del Caribe se obliga a efectuar una terminal para el ascenso y descenso de pasajeros, en las etapas y plazos que señale la correspondiente la  autorización de inicio de construcción emitida por la Secretaría para lo cual se realizará una inversión aproximada de 335 millones”, informó la dependencia a cargo de la Jorge Arganis Díaz Leal.

El 7 de diciembre de 2021, la Semarnat aprobó la construcción del Muelle de Cruceros de Quintana Roo, obra que también ya cuenta con el permiso por parte de la Dirección de Puertos de la Secretaría de Marina (Semar).

El Muelle de Cozumel tiene previsto que la obra sea el primer puerto de escala, especialmente para los buques procedentes de los home port de Miami.

Juan Carlos Hernández, director de la consultora ambiental Biósfera, con sede en Playa del Carmen, argumenta que los opositores al nuevo muelle prefieren ignorar otros problemas en Cozumel y sostiene que ya es “obvio que hay otros intereses que están detrás de la movilización” contra del nuevo Muelle Cozumel.

De fondo, según el activista, lo que en realidad preocupa a las terminales estadounidenses es que la poderosa naviera Royal Caribbean podría contar con una segunda opción para arribar en lugar de SSA Marine.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

hidrógeno verde
La carrera por el hidrógeno verde en AL, rumbo a la descarbonización
Por

El hidrógeno verde avanza en América Latina, donde varios países impulsan el desarrollo de este energético y buscan llev...