Con humor ácido y algunos toques dramáticos, Orange is the new black narra las historias de mujeres en prisión y las situaciones que las llevaron ahí.

 

 

PUBLICIDAD

Hace una semana, parte del elenco de Orange is the new black, la serie original de Netflix, visitó la Ciudad de México para promover la muy esperada segunda temporada de esta historia.

Para quienes no la han visto, OITNB cuenta la historia de Piper Chapman, una estadounidense de clase alta que tiene que cumplir un año de condena en prisión por un delito que cometió una década atrás, justo cuando acaba de graduarse de la universidad. A través de los capítulos de esta serie que narra las situaciones con un humor ácido y en ocasiones con toques dramáticos, vamos conociendo la historia de otras mujeres que también están presas.

Uno de los sellos de OITNB es que usando el recurso de “flashback”, echa un vistazo al pasado de las reclusas y cuál fue la situación que las llevó a cometer los crímenes por los que están condenadas a pasar años o incluso lo que les queda de vida en prisión.

Es políticamente incorrecta, pues pone en evidencia las fallas del sistema penitenciario en Estados Unidos, así como la serie de prejuicios de la sociedad en general hacia las personas que habitan o trabajan en las cárceles de ese país; sin embargo, también es capaz de arrancar carcajadas o llevarnos hasta las lágrimas, y gracias al éxito que la historia ha tenido en nuestro país, Jason Biggs (quien interpreta a Larry Bloom), Dascha Polanco (Dayanara Díaz), Laverne Cox (Sophia Burset) y Natasha Lyonne (Nicky Nichols) hicieron una visita relámpago para defender este proyecto.

“Es increíble trabajar con Netflix, pues este proyecto representa el matrimonio perfecto entre un canal original y una programación sin miedo. Es un formato nuevo, es algo que no habíamos visto antes en tele y es un privilegio formar parte de esta serie”, declaró Natasha Lyonne, a quien muchos conocimos en la trilogía de películas American Pie.

Jason Biggs, quien también ganó fama con la trilogía de American Pie y que en OITNB interpreta a Larry, el novio de Piper, aseguró que la entrega de capítulos bajo demanda y la posibilidad de poder ver toda la temporada sin la necesidad de parar o esperar, le da al espectador un poder que antes no tenía. “Se siente como una película de 13 horas, una experiencia muy distinta a la de simplemente ver una serie de televisión.”

El tema que toca OITNB es dramático, pero los escritores de esta historia han logrado darle un giro que la convierte en una trama ácida e incluso divertida; sin embargo, los actores se enfrentan a la responsabilidad de dar a conocer una situación desafortunada y apegarse a la realidad. Sobre esto, Laverne Cox –quien da vida a Sophia Burset y que además ostenta ser la primera transgénero en lograr una nominación a los premios Emmy– comentó: “En Estados Unidos hay muchas mujeres que están presas por delitos que incluso pueden ser ridículos. Nosotros como actores tenemos una responsabilidad con la verdad, y aunque se ridiculicen algunas situaciones, debemos ser lo más apegados a la realidad.”

OITNB ha cambiado la percepción de la mujer en la televisión. Nos aleja de historias románticas y frívolas como Sex and the city y nos lleva a una visión distinta y muy alejada del estereotipo femenino que se nos ha presentado constantemente. Sobre esto, Natasha Lyonne opinó: “Las mujeres no sólo pensamos en zapatos y hombres; creo que la televisión se había encasillado en dar a entender que lo único que nos importa es eso: ser delgadas, bronceadas, y una historia así, en serio, es refrescante. No divide a los hombres y mujeres en temáticas diferentes; incluso muestra líneas que se cruzan en las historias.”

Biggs reconoció lo que Larry –el personaje amado y odiado al que da vida en la serie– ha significado en su carrera: “Larry está en una situación muy única e interesante, y tiene que tomar muchas decisiones, algunas veces egoístas y oportunistas. Este personaje requiere mucho de mí como actor, más que cualquier otro, y me ha sacado de mi zona de confort.”

Al hablar de servicios como Netflix, Laverne compartió que no está acostumbrada a ver televisión por cable o abierta; su vicio es tomar su iPad, acostarse en la cama y ponerse al corriente con series y películas. “Conozco a muchos jóvenes que ya ni siquiera hacen el intento de contratar un servicio de televisión por cable o abierta; no están acostumbrados a atenerse a un horario para ver los contenidos que buscan. Creo que el futuro está aquí, en materia de televisión.”

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @mariagiuseppina

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Homenaje al honorable puerco: en Amaranta, del chef Pablo Salas
Por

En este espacio dedicado a la cocina mexiquense contemporánea llamado Amaranta, el chef Pablo Salas cuenta con una varie...

También te puede interesar