Derivado de la reciente Reforma Laboral, muchas suposiciones han surgido alrededor de este tema. No obstante, hay una recomendación básica que garantiza su buen funcionamiento.

 

 

Últimamente hablar de subcontratación resulta muy polémico. Honestamente, pienso que no debería ser así.

PUBLICIDAD

Y no debería serlo porque, justamente a raíz de la Reforma Laboral, la subcontratación fue reconocida como una figura legal. Así las cosas, subcontratar no es sólo una opción apegada a la legislación, sino que también sigue representando una alternativa para acercar al personal adecuado a las organizaciones, a través de un proceso de reclutamiento y selección de alta calidad.

Es una alternativa para vincular las necesidades corporativas de personal con los candidatos que buscan una oportunidad de crecimiento profesional; una manera de fomentar el trabajo formal que tanta falta le hace a nuestro país y, finalmente, una fuente de ingresos para muchas familias que se benefician de esta modalidad.

La subcontratación está siendo usada por muchos países con excelentes resultados. De hecho, la mayoría de esos países cuentan con altos índices de competitividad. Factor que, dicho sea de paso, en México acaba de desplomarse, según  lo reflejó el Índice de Competitividad Mundial 2013-2014 derivado del Foro Económico Mundial.

Si en su empresa están considerando aplicar la subcontratación, sólo tengo una recomendación que hacerle, quizá la más importante para que resulte en una excelente experiencia para su corporación: asesórese con los expertos.

No mencionaré nombres de empresas específicas, pero sí le diré que las empresas que se dedican a la subcontratación con ética y legalidad están agrupadas en la Asociación Mexicana de Empresas de Capital Humano (Amech), la cual se encarga de verificar, a través de un proceso de certificación aplicado por PwC, que sus miembros cumplen efectivamente con todas sus obligaciones jurídicas.

El riesgo de no contratar a una empresa formal está en que el incumplimiento de sus obligaciones patronales puede generarle cargas y multas innecesarias.

En realidad, el tema es menos complejo de lo que parece. Se trata de tomar buenas decisiones pensando en la seguridad de las empresas y su gente. Es una decisión en beneficio de la legalidad y la honestidad en materia de trabajo. Y finalmente es una opción que le asegura un futuro tranquilo usando una alternativa legal y de amplio reconocimiento en el mundo.

 

 

Contacto:

Twitter: @ThierryGonnet

Correo: [email protected]

Página: www.adecco.com.mx

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Innovando el fondeo a Pymes
Por

La historia de Alejandro Castillo Manrique, Co-fundador, Presidente y Director General de Grupo ALEB, ganador del premio...