De la misma forma que los análisis de orina es uno de los exámenes de laboratorio más comunes para identificar padecimientos físicos en un paciente, analizar las aguas residuales de una ciudad puede revelar los padecimientos más comunes de una población, sus hábitos alimenticios y hasta el uso excesivo de alguna sustancia toxica.

Un equipo de cuatro científicos mexicanos del Tecnológico de Monterrey, integrados a una red de especialistas de otras cuatro ciudades del mundo, se enfocan en un proyecto para diagnosticar la salud colectiva de la población y con ello diseñar políticas gubernamentales encaminadas en mejorar la alimentación.

“Vamos a tomar muestras de agua residual de Londres, Dublín, Irlanda, Arizona y Monterrey para hacer un set de análisis general de orina y de heces fecales para determinar que está pasando con esa población. Se toman muestras muy grandes y muy complejas en diferentes etapas y podemos determinar la población en un momento dado en cuanto a qué está comiendo, si consumen suficientes vegetales o mucha carne, si tienen una dieta muy alta e lípidos, si hay uso de drogas”, detalló Roberto Parra, profesor investigador de Tecnologías Emergentes y Nutrición Molecular del Tec de Monterrey.

Con este análisis de aguas residuales permitiría identificar también niveles de estrés de la población o el consumo desmedido de medicamentos hormonales, antibióticos o contaminantes emergentes.

PUBLICIDAD

El doctor Parra advierte que existen muchos efectos negativos en el bienestar de la población, así como del equilibrio de los ecosistemas ante la concentración de hormonas y antibióticos en el agua.

“Grupo de moléculas que estamos encontrando recientemente y tiene que ver mucho con los plásticos, jabones, shampoo, dispensadores de alcohol que cada vez usamos más y que tienen efecto emergente y llegan al agua. Concentraciones bajas, pero tienen un efecto endocrino de regulación y eso es peligroso”, apuntó.

En una etapa inicial el proyecto se realizará a una escala amplia que permita analizar las aguaas residuales de una ciudad, y en una segunda etapa se focalizará en diversas zonas para tener resultados más específicos de la población que la habita.

El equipo de científicos que emprenderán está investigación ya cuentan con el apoyo de las instituciones de Monterrey para analizar el drenaje de la ciudad.

Este método de análisis podría resultar menos costoso, necesitar menos recursos e integrar resultados más certeros que un ejercicio de estadística enfocado en el bienestar físico de una población.

Este proyecto forma parte del “Ecosistema de Investigación que Transforma Vidas” del Tec de Monterrey que se enfoca en investigaciones en áreas que implican un desarrollo sostenible basado en la tecnología y que apoya a la vinculación con la industria, con el objetivo de generar productos finales que tengan aplicaciones tangibles.

 

Siguientes artículos

Inai ordena a PGR revelar video de asesinato de Colosio
Por

La PGR había clasificado el video solicitado por un ciudadano al argumentar que hacer público su contenido representaba...