Notimex.- El conglomerado industrial Unilever, dueña de las marcas Dove, Rexona o Knorr, desechó su plan para trasladar su sede a los Países Bajos luego de las crecientes críticas de los inversores.

La firma tiene su sede en Londres y Rotterdam, pero anunció en marzo pasado que planeaba tener solo un cuartel general en la ciudad holandesa.

Pero los inversores indicaron que la medida podría obligar a los accionistas del Reino Unido a vender sus acciones.

Unilever reconoció que “la propuesta no ha recibido el apoyo de un grupo significativo de accionistas”.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el presidente Marijn Dekkers consideró que la junta seguía creyendo que simplificar la estructura angloholandesa de Unilever era lo mejor para la empresa.

La decisión se toma en plena recta final de la negociación del Brexit para la salida de Reino Unido de la Unión Europea.

En una nota, la empresa anglo-holandesa Unilever, que fabrica todo tipo de productos de consumo y tiene dos sedes -Londres y Rotterdam-, ha destacado su buen “rendimiento competitivo” e indicó que analizará los próximos pasos a seguir.

La estructura actual de doble cabeza de Unilever ha existido desde 1930, cuando la firma holandesa de margarina Unie se fusionó con el fabricante británico de jabón Lever Brothers.

Es una de las firmas más grandes en el índice de acciones FTSE 100 del Reino Unido, valorado en alrededor de 124,000 millones libras esterlinas.

Una portavoz de Unilever puntualizó que el conglomerado, que cuenta con unos 169,000 empleados, seguirá cotizando en la Bolsa de Valores de Londres.

Bajo las reglas del Reino Unido, no habría sido elegible para ser miembro del FTSE 100 si se hubiera aprobado el cambio propuesto.

Esto había preocupado a los inversionistas de la compañía, que estaban preocupados de que el cambio pudiera provocar una venta masiva y reducir el precio de las acciones.

La propuesta de Unilever de trasladar su sede corporativa y su listado principal a los Países Bajos tuvo el atractivo de uno de sus productos más famosos, Marmite.

Para aquellos que compraron las acciones debido a la inclusión de Unilever en el FTSE 100, fue muy desagradable.

Uno de los accionistas que había expresado su descontento, y que no quería ser nombrado, le comentó a la cadena de noticias BBC News que ahora esperaría que se produjera un “cambio radical” a nivel de la junta directiva con la salida de directores no ejecutivos.

Para más información del tema: Unilever se muda por el Brexit; Rotterdam será su nueva sede

 

Siguientes artículos

Exclusiva | Golpe en el emprendimiento: presunto fraude en Yogome
Por

La startup educativa de videojuegos Yogome cerrará sus puertas luego de enfrentar un caso de fraude por parte de su fund...