Reuters.- Negociadores de la Unión Europea acordaron este jueves una reforma del mercado de derechos de emisión de dióxido de carbono (CO2), en un momento en el que el bloque desea mostrar su posición de liderazgo en las conversaciones climáticas que celebrará la ONU en Bonn, Alemania.

El acuerdo se alcanzó a primera hora de este día, después de meses de persistentes conversaciones entre las naciones de la Unión Europea, el Parlamento Europeo y el Ejecutivo del bloque para finalizar las reformas al Régimen de Comercio de Derechos de Emisión (ETS, por su sigla en inglés) de la Unión Europea para después de 2020.

El ETS establece un nivel de emisiones totales de gases de efecto invernadero y después asigna un determinado número a cada foco de emisión, contabilizado mediante derechos. De esta manera, si una empresa sobrepasa el límite impuesto de emisiones, deberá comprar más derechos a otras empresas que deseen vender los suyos porque han emitido menos de lo establecido en su cuota.

Este sistema de límite e intercambio es la herramienta principal de la Unión Europea para reducir los gases de efecto invernadero y cumplir sus objetivos climáticos al regular las emisiones en unas 12,000 instalaciones industriales y energéticas. Sin embargo, el ETS ha sufrido por un exceso de permisos, lo que ha añadido una mayor urgencia política al impulso de la reforma.

PUBLICIDAD

Lee también: A más empresas mexicanas les preocupa el cambio climático

Las negociaciones se habían estancado en torno a los usos de un nuevo fondo de tecnología limpia, y algunos diputados europeos y estados miembros exigieron que las instalaciones con emisiones de más de 450 gramos de dióxido de carbono por kilovatio/hora no puedan recibir fondos. Esta medida dejaría fuera a las centrales eléctricas de carbón.

A última hora de este jueves, los negociadores acordaron provisionalmente las restricciones al llamado Fondo de Modernización con la excepción de proyectos de calefacción urbana sostenible en Bulgaria y Rumania, dijeron fuentes de la Unión Europea.

El bloque de 28 naciones ha estado presionando para lograr un acuerdo esta semana con el fin de mostrar el liderazgo climático durante las conversaciones que mantendrá la ONU este mes parar encontrar formas de implementar el Acuerdo de París de 2015, un pacto que contribuyó a firmar y que está diseñado con el objetivo de frenar los peores efectos del calentamiento global.

Los resultados del compromiso entre los legisladores de la Unión Europea aún deben ser respaldados formalmente por los Estados miembros y el Parlamento Europeo.

 

Siguientes artículos

Personajes LGBT, al alza en TV de Estados Unidos pese a Trump
Por

La diversidad sexual se ha abierto paso en la televisión estadounidense pese a las políticas adversas impulsadas por el...