Reuters.- El resultado lógico ante las “líneas rojas” fijadas por el Brexit y las reglas de la Unión Europea (UE) sería un acuerdo de libre comercio con Reino Unido similar al que tiene el bloque con Canadá y Corea del Sur, de acuerdo con un gráfico que mostró este martes el negociador europeo, Michel Barnier.

La ilustración muestra una serie de escalones descendentes asociados con los niveles de acceso que tienen varios países al mercado único europeo, e ilustra los puntos que presentó Barnier ante los líderes de la UE al comienzo de una cumbre el viernes, en la que aprobaron la negociación de la relación comercial con Londres tras el Brexit.

En lo más alto está la membresía en la UE, que abandonará Reino Unido en marzo de 2019.

Luego está el Espacio Económico Europeo, donde Noruega, Islandia y Liechtenstein disfrutan casi del mismo acceso que los estados de la UE, pero que Londres descartó porque rechaza la jurisdicción de los tribunales comunitarios, grandes pagos al presupuesto del grupo, libertad de movimiento y seguir la mayoría de las normas de la UE.

PUBLICIDAD

Lee también: Defensores del Brexit acusan a May de vender al país

El siguiente escalón descendente está marcado con la bandera de Suiza, que tiene una mayor autonomía judicial que si estuviera en el Espacio Económico Europeo, pero por lo demás goza prácticamente de la misma situación.

Más abajo, Ucrania tiene un acuerdo de asociación con la UE que es supervisado por jueces del bloque y que limita su autonomía regulatoria, pero no implica el libre movimiento de trabajadores.

A continuación está Turquía, miembro de una unión aduanera con la UE, una situación que también descartaron los británicos, que buscan poder moldear sus propios acuerdos comerciales con otras naciones. En opinión de Barnier, esto hace que la elección final para Londres sea un pacto de libre comercio como el que tiene con Corea del Sur o Canadá.

A modo de advertencia sobre qué ocurrirá si fracasan las negociaciones, el gráfico incluye una etapa final denominada “Sin acuerdo”, en la que Reino Unido se limitaría a comerciar con la UE con las tarifas fijadas por la Organización Mundial del Comercio (OMC), opción apoyada por muchos seguidores del Brexit, pero que las empresas aseguran que afectaría mucho a sus ganancias.

El secretario británico para el Brexit, David Davis, pidió un acuerdo “Canadá Plus Plus Plus”, lo que implica un mejor acceso que el país norteamericano en algunas áreas. Asimismo, la primera ministra británica, Theresa May, dijo que usará el tamaño e importancia de Reino Unido ante sus vecinos europeos para negociar la relación futura más favorable.

No obstante, en una entrevista con varios diarios europeos el lunes, Barnier destacó que cualquier acuerdo futuro no replicará el tipo de acceso del que gozan actualmente los servicios financieros de Londres y ha dicho en repetidas ocasiones que, aunque el acuerdo comercial se ajustará a las especificidades de la economía británica, seguirá en general las líneas del tratado con Canadá, sin las ventajas “a medida”.

 

Siguientes artículos

Capitolio-Congreso-Estados Unidos
Cámara de Representantes de EU aprueba la reforma fiscal de Trump
Por

Los senadores analizarán la legislación hoy por la tarde; en caso de que se apruebe, Trump la podría promulgar mañana....