Reuters.- Reino Unido y la Unión Europea alcanzaron este viernes un acuerdo de divorcio que allana el camino para iniciar unas arduas negociaciones comerciales, al tiempo que alivia la presión inmediata sobre la primera ministra Theresa May y aumenta las esperanzas de que el proceso para sellar el Brexit sea ordenado.

May viajó a Bruselas antes del amanecer para sellar un acuerdo con la Comisión Europea que muestre que se han realizado “progresos suficientes” para iniciar las conversaciones en materia comercial y para pactar un periodo de transición de dos años para el Brexit, el cual comenzará cuando Reino Unido deje la UE el 29 de marzo de 2019.

Negociadores en Londres, Bruselas y Dublín trabajaron durante la noche antes de poner fin al punto muerto sobre el estatus de la frontera irlandesa, el último gran obstáculo para iniciar las conversaciones comerciales que los líderes de la UE deben consagrar en la cumbre del 14 al 15 de diciembre.

En declaraciones dadas en la sede central de la UE en Bruselas, May dijo que el inicio de las conversaciones comerciales traerán certezas a los ciudadanos y a las empresas sobre el futuro de Reino Unido después de dejar el bloque regional.

PUBLICIDAD

“El desafío más difícil aún está por delante”, advirtió el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk. “Todos sabemos que un quiebre es difícil, pero quebrar y construir una nueva relación es mucho más complicado”, añadió.

La decisión de iniciar las conversaciones comerciales 18 meses después de que Reino Unido determinara en un referendo su salida de la UE disipó algunos temores sobre un Brexit que podría ser caótico, lo cual interrumpiría el comercio entre el mayor bloque comercial del mundo y la sexta economía más grande a nivel global.

La libra esterlina se vio afectada cuando unas objeciones de último minuto de Irlanda del Norte forzaron a May a abortar un acuerdo el lunes mientras se encontraba en Bruselas, pero el viernes subió a un máximo de seis meses frente al euro . La moneda británica más tarde bajaba en el día frente a la divisa europea por una toma de ganancias.

 

Un paso crucial para May

Iniciar las conversaciones sobre comercio y acordar una transición para el Brexit era crucial para el futuro político de May, quien fue muy cuestionada después de que el Partido Conservador perdiera su mayoría parlamentaria en una elección anticipada realizada junio, un llamado electoral que ha sido considerado por analistas como una decisión imprudente.

“Me alegra mucho la posibilidad de seguir adelante”, dijo May, quien votó porque Reino Unido permanezca en la UE en el referendo realizado en junio de 2016, pero que ha insistido repetidamente que Londres saldrá bien parado del Brexit.

Un borrador con las directrices del acuerdo mostró que el período de transición, que comenzará el 29 de marzo de 2019, podría durar alrededor dos años. Durante este periodo, Reino Unido seguirá siendo parte de la unión aduanera y del mercado único, pero ya no participará en las instituciones del bloque o tendrá derecho a voto. También estará sujeto a la legislación de la UE.

El bloque regional había insistido en que solo avanzaría en las negociaciones comerciales si existían suficientes progresos en tres asuntos clave: el dinero que Londres debe pagar a la UE; los derechos de los ciudadanos de la UE en Reino Unido y de los ciudadanos británicos en el bloque; y cómo evitar una llamada “frontera dura” con Irlanda.

“Creo que ahora hemos logrado el gran avance que necesitábamos”, dijo Juncker.

El principal negociador del Brexit de la UE, Michel Barnier, dijo que no era posible dar una cifra concreta sobre la cantidad de dinero que Reino Unido deberá pagar. Londres ha dicho que el proyecto de ley de divorcio costará entre 35.000 y 39.000 millones de libras esterlinas.

Sobre los derechos de los ciudadanos, Londres y Bruselas acordaron ofrecer igualdad de trato en materia de seguridad social, atención médica, empleo y educación y que Reino Unido permita a sus jueces pedir al Tribunal de Justicia de la UE que intervenga cuando sea necesario durante ocho años después del Brexit.

Sin embargo, el avance decisivo fue sobre el futuro de la frontera terrestre de 500 kilómetros en la isla de Irlanda entre Reino Unido y la UE. El partido norirlandés DUP vetó un borrador del acuerdo el lunes.

 

Reino Unido considera “justo” pagar 52,450 mdd por Brexit

Un costo del “divorcio” que significa la salida británica de la Unión Europea (UE) que esté entre 35,000 millones y 39,000 millones de libras esterlinas (47,100-52,450 millones de dólares) representa un arreglo justo, dijo el viernes un portavoz de la primera ministra Theresa May.

“Prevemos que el rango esté entre 35,000 y 39,000 millones de libras esterlinas”, dijo el portavoz. “Lo veríamos como un acuerdo justo de nuestras obligaciones”, agregó.

 

Siguientes artículos

Israel-Jerusalen
Miles protestan en ‘día de furia’ por decisión de EU sobre Jerusalén
Por

Miles de manifestantes salieron a las calles el viernes para expresar solidaridad con los palestinos y malestar con la d...