Mientras las autoridades en Venezuela anunciaban que las elecciones para diputados de la Asamblea Constituyente se realizarán el 30 de julio, la compañías multinacionales General Motors, United Airlines y Pirelli cerraban sus maletas y se marchaban de este país sudamericano, al considerar que no hay condiciones económicas, políticas ni sociales para realizar sus negocios.

De acuerdo con el diario El País, Venezuela se ha vuelto “hostil a la inversión extranjera” y como prueba de ello se encuentra un sinnúmero de empresas que se marchan de esa nación, como hicieron las compañías mencionadas entre el viernes y el sábado pasados.

En un contexto de crisis política y económica en el país que gobierna Nicolás Maduro, el diario español señaló que cada firma sale por distintos motivos, como “problemas legales, desabastecimiento de materias primas o inseguridad”.

Lee: Salida de Venezuela costará 100 mdd a General Motors

PUBLICIDAD

Con la salida de GM, United Airlines y Pirelli creció en varios miles el número de trabajadores desempleados, ya que tan sólo la automotriz estadounidense despedirá a 2,678 personas. Además, la situación afectará a las 79 sucursales de la marca en el país, así como a sus proveedores que, según datos del diario “representan más de 55% de la industria nacional de autopartes”.

Hace unos 11 años, cuando el fallecido presidente Hugo Chávez anunció el viraje del país al socialismo bolivariano, General Motors fabricaba 68,147 vehículos, pero en diciembre pasado no produjo ni uno solo, de acuerdo con de la Cámara Automotriz de Venezuela.

Por su parte, United Airlines cumplió el sábado con su último vuelo entre Houston y Caracas, ante la imposibilidad de vender sus asientos en bolívares, luego de que el gobierno de Maduro decidió no entregar más divisas para la empresa privada y diferir el pago de la deuda que mantiene con las trasnacionales.

El sector de la aviación civil ha sido uno de los más afectados por la situación actual del país. Las aerolíneas Lufthansa, Alitalia, Latam, Aeroméxico, Air Canadá y Gol también decidieron salir del país; mientras que otras como Iberia, Air Europa, American Airlines y Aerolíneas Argentinas redujeron sus vuelos y el tamaño de los aviones.

Por último, la llantera italiana Pirelli anunció un cese a sus labores ante la falta de materia prima, aunque dijo que esperaba “por la llegada de los buenos tiempos”.

La crisis política y económica de Venezuela se ha intensificado desde que el pasado 1 de mayo, el presidente Maduro convocó a una Asamblea Nacional Constituyente para enfrentar la alarmante situación del país; no obstante, la posibilidad de una reescritura de la constitución fue vista por la oposición como una estrategia para mantener al dignatario al frente del país, en contra de la demanda ciudadana de elecciones.

 

Siguientes artículos

El tope inteligente existe y fue desarrollado por mexicanos
Por

Inteligencia Vial lanzó al mercado el Tope Inteligente, un dispositivo diseñado para solucionar problemáticas de carácte...