Los economistas estiman un 15% de posibilidades de que el BCE realice un alivio cuantitativo este año, según un sondeo de Reuters realizado entre el 7 y el 12 de agosto.

 

Reuters

Uno de cada tres analistas estima que el Banco Central Europeo se embarcará en un programa de compras de activos en el 2015 debido a crecientes riesgos de deflación y la ausencia de señales de una recuperación económica vigorosa, mostró un sondeo de Reuters divulgado el miércoles.

PUBLICIDAD

Hasta ahora, el BCE se ha resistido a dicha medida, que involucraría la compra de bonos soberanos o valores respaldados por activos y, en vez de eso, ha recurrido a otra ronda de acceso temporal a dinero barato para los bancos, con la finalidad de impulsar los préstamos.

Sin embargo, al BCE le quedan pocas opciones, ante una mayor caída de la inflación, la desaceleración del crecimiento hasta casi una paralización y la consideración por parte de analistas de que la bonanza de efectivo para los bancos más tarde este año no ayudaría a elevar la demanda real.

Los economistas estiman un 15% de posibilidades de que el BCE realice un alivio cuantitativo este año, según un sondeo de Reuters realizado entre el 7 y el 12 de agosto.

Sin embargo, esa probabilidad aumenta a cerca de uno entre tres analistas al considerar el próximo año.

“Las recientes señales de que la recuperación de la zona euro está vacilando ha intensificado aún más los riesgos de deflación, lo que implica que es necesario un respaldo más audaz a la política monetaria”, afirmó la economista de Capital Economics Jennifer McKeown.

En tanto, el panorama para el crecimiento de la zona euro ha bajado y ahora se prevé que el Producto Interno Bruto (PIB) se expanda un 0.3% entre octubre y marzo, menos que el 0.4% proyectado anteriormente, según un sondeo de Reuters.

Las más recientes estimaciones de crecimiento fueron presionadas por la posibilidad de que Francia no haya crecido nada y por una nueva recesión en Italia, que son la segunda y tercera mayores economías de la zona euro, respectivamente.

Estimaciones preliminares que serán publicadas el viernes probablemente muestren que la expansión económica de Alemania se estancó en el segundo trimestre.

 

Posibilidad de alivio se mantiene

Reuters ha consultado a economistas sobre la posibilidad de que el BCE realice un alivio cuantitativo varias veces durante el último año. Cada vez, las posibilidades han sido de uno en cinco o uno en tres.

Pero durante ese período, la inflación -para la que el BCE tiene una meta de un 2%- ha caído sostenidamente.

La inflación de la zona euro se ha reducido a la mitad desde cerca de un 0.9% en noviembre del 2013.

Las sanciones contra Rusia, un importante socio comercial de la zona euro, también han aumentado los riesgos económicos para el bloque.

Los países que exportan bienes a Rusia ahora tienen que lidiar con una sobreabundancia de oferta e inventarios, que probablemente reducirán más los precios y el crecimiento.

Se prevé que el PIB de la zona euro promedie sólo un 1.4% el próximo año, menos de la mitad del crecimiento pronosticado para Estados Unidos y menos de un punto porcentual que el de Gran Bretaña.

Pese a las bajas perspectivas de crecimiento, los mercados bursátiles en la zona euro operan cerca de máximos históricos, aunque los rendimientos de bonos se han desplomado o están cerca de mínimos récord.

Los analistas estiman que la inflación promedie un 0.7% en los últimos tres meses de este año y que posteriormente aumente levemente a un 0.8% entre enero y marzo.

Un sondeo de Reuters entre estrategas cambiarios de la semana pasada mostró que el euro probablemente caerá a 1.30 dólares en seis meses y a 1.28 dólares en un año, desde 1.33 dólares el miércoles.

 

Siguientes artículos

Yellen mantendrá tasas bajas
Por

La presidenta de la Fed y los principales encargados de tomar decisiones del banco están decididos a no subir las tasas...