México tiene algo que presumir: empieza a ser un referente para los servicios offshore. Cada año capta casi 10,000 mdp. Pero tiene un reto: capacitar mejor a su talento y que éste hable inglés. Sólo así podría convertirse en un poderoso HUB de servicios externos.

 

Por Paola Palma

 

PUBLICIDAD

El sector de servicios es el de más rápido crecimiento en el mundo. Actualmente representa dos tercios del PIB mundial, aglutina un tercio de los empleos globales y abarca 20% del comercio internacional.

La Organización Mundial del Comercio (OMC) distingue cuatro modalidades de suministro de servicios. Los servicios suministrados de un país a otro o “suministro transfronterizo”, como son las conferencias telefónicas internacionales o los call centers. Los servicios de “consumo en el extranjero”, donde los consumidores hacen uso de un servicio en otro país, como las actividades de turismo. Los servicios de “presencia comercial”, en los cuales las empresas establecen filiales o sucursales para suministrar servicios en otro país. Y los servicios “asociados al movimiento de personas físicas”, en que los empleados viajan fuera de su país para suministrar servicios en otro, como los consultores.

Estas modalidades engloban actividades que van desde servicios de transporte y logística, turismo, servicios de información y cómputo, servicios financieros, asesoría legal, consultoría en contabilidad, relaciones públicas y marketing, hasta servicios personales, culturales y recreativos relacionados con educación, salud y consumo de contenidos audiovisuales.

Esta amplia variedad de actividades hace que las exportaciones mundiales de servicios sumen cerca de 4,500 millones de dólares (mdd), y las importaciones 4,200 mdd.

Los servicios dominan la economía mundial. Esta premisa es especialmente cierta en los países desarrollados, donde el sector representa más de 70% de sus economías. Adicionalmente, a medida que los países se desarrollan, los servicios cobran relevancia frente a otras actividades económicas y como generadores de empleo. El 70% de la mano de obra de los países desarrollados trabaja en servicios, mientras que en los países en desarrollo el porcentaje varía entre 35 y 50%.

El comercio mundial de servicios es condicionado por el desempeño de la economía mundial. En 2012, como consecuencia de la crisis económica global, el turismo, que representa un cuarto del total de los servicios comerciados en el mundo, creció apenas 4% frente a un robusto 11% registrado en 2011; los servicios de transporte aumentaron 1% y los servicios financieros cayeron 4%. Los servicios de cómputo e información son el sector más dinámico a nivel mundial: entre 2005 y 2012 crecieron 14% promedio anual, mostrando fortaleza ante los efectos de la crisis económica.

 

Offshoring, el sector puntero

Actualmente, el valor del offshoring de servicios a nivel mundial suma 300,000 mdd y es fuente de empleo para cinco millones de personas. Países como India, Brasil, México o la República Checa son sede de call centers que brindan atención a consumidores en Norteamérica, Europa y Asia.

En este sector, las ventajas competitivas dependen de características locales que incluyen una ubicación geográfica que sustente proximidad cultural y lingüística con el mercado objetivo, capital humano calificado orientado a nichos de mercado específicos, regulaciones laborales flexibles, costos competitivos y una infraestructura de telecomunicaciones eficiente.

Según el Índice de Localización de Servicios Globales 2011 de AT Kearny, India,China y Malasia encabezan la lista de países líderes en proveeduría de servicios globales.

grafico_empleados_bueno

¿Dónde se ubica América Latina en materia de servicios globales?

Se estima que del valor total del mercado global de offshoring, América Latina participa con apenas 10,000 mdd (3%) en rubros dedicados a servicios de tecnologías de información (ITO) y outsourcing de procesos de negocios (BPO). Hoy día, Argentina, Brasil, México, Chile, Colombia y Costa Rica concentran 75% de la proveeduría de estos servicios en la región.

 

¿Qué hacer para aprovechar el enorme potencial que ofrece este sector?

La principal barrera para América Latina en materia de servicios globales se encuentra en las habilidades limitadas de su mano de obra. Los modelos de servicios globales son intensivos en el uso de capital humano y requieren que los países cuenten con estrategias para desarrollar talento.

Para competir exitosamente en este sector, los países latinoamericanos deben poner énfasis en políticas educativas, de capacitación, desarrollo de ciencia y tecnología, como en los incentivos fiscales o acuerdos y políticas a favor de la inversión en el sector.

 

El caso México

El sector servicios en México representa 60% del PIB total, casi 10,000 millones de pesos (mdp). En 2013 el sector creció 2.1%, una baja importante frente al sólido crecimiento registrado en los tres años anteriores, que promedió 5.0%. Los subsectores más dinámicos son comercio, transporte, correos y almacenamiento, información en medios masivos y servicios financieros.

Este sector concentra 61.5% de la población económicamente activa del país (31 millones de personas). El rubro que mayor empleo genera es el comercio, seguido de los servicios profesionales, financieros y corporativos.

Con respecto a la Inversión Extranjera Directa (IED), el sector servicios en México es el segundo que más flujos de capital externo capta (45% del total), con un monto superior a 156,000 mdd, únicamente superado por el sector manufacturero, cuya IED acumulada suma 162,000 mdd. Del total de IED en el sector servicios, los subsectores que mayores inversiones reciben son los servicios financieros y seguros (17.3%), comercio (9%) y el rubro de información en medios masivos (4.6%).

En cuanto al comercio exterior, México es ya un prominente proveedor de servicios globales. En 2013 las exportaciones mexicanas de servicios superaron los 16,000 mdd, mientras que las importaciones sumaron casi 22,000 mdd, según datos de la OMC.

El Índice de Localización de Servicios Globales ubica a México en la sexta posición dentro del ranking de 50 países competitivos globalmente en servicios offshore. La proximidad geográfica de México con Estados Unidos, principal consumidor de servicios del mundo, lo coloca en una situación ideal para operar como hub de proveeduría de servicios externos.

Ciudades como Querétaro, Hermosillo, Guadalajara, Monterrey o la Ciudad de México tienen el potencial para albergar centros de servicios especializados en negocios y otros orientados a la industria manufacturera, eléctrica, automotriz e incluso la aeroespacial. Sin embargo, la proveeduría de servicios globales requiere de conocimientos en idiomas (sobre todo inglés) y estudios universitarios en distintas disciplinas (desde administración y contabilidad hasta sistemas). Es por ello que México deberá mejorar las habilidades de su mano de obra si desea mantener la posición liderazgo global en el sector.

 

El aliado estratégico

El futuro de los servicios está en las cadenas globales de valor (CGV). Actualmente, el comercio de servicios está profundamente relacionado con la producción y el comercio de mercancías.

Los servicios son esenciales para coordinar de manera eficiente las diferentes etapas de producción que se encuentran dispersas geográficamente. La calidad y el costo de los servicios de transporte, logística, telecomunicaciones y finanzas refuerzan las ventajas competitivas dentro de la red de producción y permiten marcar la diferencia con los competidores.

Las CGV ofrecen nichos de mercado con alto potencial para las empresas de servicios. La posibilidad de proveer servicios con mayor valor agregado, contenido tecnológico o carácter estratégico derivados de la sofisticación de mercados y productos, abre nuevas oportunidades de inserción en redes globales de producción y servicios.

El punto clave es identificar los nichos de mercado en que las proveedoras de servicios tienen mayor posibilidad de desarrollo, y fomentar la adquisición de los activos estratégicos necesarios (humanos, tecnológicos, financieros) para insertarse competitivamente en actividades centrales para la creación de valor agregado.

grafico_empleados2

 

Siguientes artículos

Medios: “Leer en papel ya es un lujo”
Por

SERIE: El futuro de los medios. Entrevista a Martin Caserta, CEO de Quiroga Agencia de Medios.     Estas son las re...