Carlos Urzúa, titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), desestimó las preocupaciones en torno al crecimiento de la economía mexicana por la disminución en la calificación de perspectiva de Standard & Poor’s y los señalamientos ante riesgos de crédito de Moody’s.

“Esto de las agencias hay que tomarlo como un granito de sal, no bajaron las calificaciones, bajaron las perspectivas nada más, no hay que hacer una tormenta en un vaso de agua”, afirmó Urzúa al concluir la presentación de la firma de convenio marco de colaboración entre la SHCP y el Instituto Nacional Electoral (INE), que se procurará el intercambio de información en materia fiscal y financiera para detectar el uso de recursos ilícitos de partidos políticos en tiempos electorales; así como la verificación de datos de la credencial de elector para combatir el robo de identidad.

El lunes pasado, la agencia Standard & Poor’s cambió a “negativa” la perspectiva de calificación para Petróleos Mexicanos (Pemex), la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y otras 77 entidades financieras.

Un día después, Moody’s apuntó que la violencia en México plantea cada vez mayores riesgos al crédito para las empresas y los expande a gobiernos locales y regionales.

A estos señalamientos se sumó este miércoles la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE), que redujo su pronóstico de crecimiento para la economía mexicana de 2019 y 2020.

El organismo internacional anunció hoy que recortó el pronóstico de crecimiento de 2.55 a 2% y para 2020 señaló que crecerá 2.3% en vez de 2.8%, que estaba previsto.

El funcionario federal se negó a hacer más comentarios respecto al tema y se retiró del evento sin atender más preguntas de los medios de comunicación.

Ahora lee:

Evasión fiscal representa un billón de pesos, revela Hacienda

 

Siguientes artículos

Producción y venta de autos desacelera en febrero
Por

En febrero de 2019 se vendieron 6,000 vehículos menos, en comparación del mismo mes de 2018.