Pasar mucho tiempo frente a un dispositivo móvil o una televisión modifica el desarrollo cerebral de los niños, hallaron investigadores.

Un reciente estudio realizado por la agencia de investigación médica de Estados Unidos –National Institutes of Health (NIH, por sus siglas en inglés)– reveló el impacto que tienen las pantallas en el cerebro de los menores.

Los resultados arrojaron que aquellos niños con un tiempo de uso mayor a 7 horas diarias presentaron un “adelgazamiento prematuro de la corteza cerebral”, una afección relacionada con el envejecimiento del cerebro.

“Aún no sabemos si se debe al tiempo que se pasa frente a las pantallas, ni si es algo malo”, menciona una de las autoras de la investigación a un medio estadounidense.

Sin embargo, el estudio comprobó que tan solo dos horas diarias frente a una pantalla son perjudiciales y afectan directamente las habilidades de pensamiento y lenguaje de los niños.

En promedio, los niños menores de 8 años pasan 2 horas y 19 minutos frente a dispositivos móviles. Mientras que los niños de 8 a 12 duplican el tiempo invertido, gastando en promedio 4 horas y 36 minutos, indica un reporte de Common Sense Media.

Durante la próxima década, la investigación del NIH dará seguimiento a más de 11,000 niños que actualmente tienen entre 9 y 10 años, con el propósito de entender a largo plazo el impacto que tienen las pantallas en su desarrollo.

Anteriormente, el uso excesivo de dispositivos móviles también ha sido asociado con problemáticas como la obesidad, horarios de sueño irregulares, problemas de conducta y pérdida de aptitudes sociales.

 

Siguientes artículos

May supera la moción de censura presentada por los conservadores
Por

La líder británica dijo sentirse satisfecha por el respaldo de su partido, a pesar de que 117 miembros votaron a favor d...