Por Haris Anwar | Investing.com

Es una verdad universalmente reconocida que nadie sabe hacia dónde se dirigen ahora los precios del petróleo. Tomemos como ejemplo la tendencia alcista actual. Después de que Estados Unidos reimpusiera las sanciones a Irán por su programa nuclear, las previsiones del petróleo vuelven hacia los 100 dólares por primera vez desde 2014.

Pero esa previsión alcista conlleva muchos riesgos. Los precios del petróleo podrían descender si el presidente Donald Trump, que ha estado presionando a la OPEP para que detenga este repunte, decide aprovechar la reserva estratégica de petróleo de Estados Unidos.

Otra amenaza en cuanto al panorama del petróleo en 100 dólares es un aumento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China. El rifirrafe podría lastrar la demanda si China, el segundo mayor consumidor de petróleo, experimenta una mayor ralentización económica.

PUBLICIDAD

Por suerte hay otras formas de lidiar con la subida del petróleo. Es mucho más fácil analizar las empresas que compran y venden materias primas que operar con la materia prima en sí misma. De sus balances y cuentas de resultados, se puede hacer una conjetura fundada en cuanto a lo que podría ocurrirle a su rentabilidad si los precios del petróleo siguen disparándose, o si caen.

Tanto Chevron (NYSE:CVX) como Suncor Energy (NYSE:SU) pagan dividendos regulares y son buenas apuestas, si creemos que el petróleo va camino de los 100 dólares.

 

Chevron: Dividendo seguro, incluso con el petróleo en 50 dólares

Chevron, uno de los gigantes del petróleo de Estados Unidos, es una gran empresa para obtener crecientes dividendos con plusvalías decentes. Chevron es el segundo productor de petróleo mundial después de Exxon Mobil (NYSE:XOM), con una capitalización bursátil de 236.000 millones de dólares. Es una empresa integrada de energía con un negocio de química aparte para actividades de ejecución y de planificación.

Chevron (CVX) – 1-Year Chart

La mayor fortaleza de Chevron es su modelo de negocio diversificado, que es una cobertura contra la caída de los precios del petróleo. Incluso si la empresa pierde dinero con la producción de petróleo y gas, su refinación y comercialización de productos energéticos y fabricación de productos petroquímicos puede seguir generando efectivo y mitigar el impacto de una crisis del petróleo.

Chevron está actualmente centrada en devolver efectivo a los inversionistas en lugar de perseguir un crecimiento masivo, a diferencia de su rival Exxon. El director ejecutivo de Chevron, Michael Wirth, dijo al Financial Times a mediados de 2018 que quiere que la empresa pueda cubrir su dividendo con flujo de caja libre con el petróleo en 50 dólares.

En la presentación de resultados de su segundo trimestre, Chevron anunció su plan de devolver 3,000 millones de dólares a los inversionistas en recompra de acciones. La directora financiera Pat Yarrington dijo a los analistas en julio que la recompra no es algo de una única vez y que podría ampliarse en el futuro. Chevron planea la recompra de un total de 25,000 millones de dólares de sus acciones. Ahora mismo, la empresa paga un dividendo anual de 4.48 dólares por acción, que asciende a un rendimiento del 3.63% con las acciones de Chevron en su precio actual de 121.95 dólares al cierre de ayer. Los dividendos de la empresa se han casi duplicado durante la última década.

 

Suncor: Despliegue de diversificación

Suncor Energy, ubicada en Calgary, es uno de los mayores productores de arenas petrolíferas en Canadá. Al igual que Chevron, Suncor también tiene una base de activos diversificada que incluye grandes yacimientos de petróleo, gasolineras y parques eólicos.

Suncor Energy (SU) – 1-Year Chart.

La compañía tiene las mayores reservas de arenas petrolíferas y posee y gestiona cuatro refinerías, la planta de etanol más grande de Canadá, parques eólicos y 1,500 puntos de venta.

Eso significa que no está totalmente expuesto a los mercados petroleros y que su negocio integrado en la cadena de suministro de energía puede producir fuertes flujos de efectivo, incluso aunque los precios del petróleo siguen siendo bajos durante un largo período de tiempo.

La otra gran ventaja de la compra de Suncor es que el productor es una empresa generadora de grandes ingresos. Suncor tiene una gran historial de recompensar a los inversores con dividendos de crecimiento. Este año, Suncor elevó su dividendo trimestral en un 12.5% hasta 0.36 dólares por acción, su decimosexto aumento anual de dividendos consecutivo.

Suncor está bien posicionada para beneficiarse si los precios del petróleo siguen subiendo. Suncor ha generado recientemente el mayor flujo de caja de su historia en un segundo trimestre, con unos fondos generados por las operaciones de 2,900 millones de dólares y unos ingresos operativos de 1,200 millones de dólares.

 

En conclusión

Si es usted un inversor a largo plazo, comprar acciones de un par empresas petroleras que paguen dividendos regulares no es una mala idea. Empresas como Chevron y Suncor no sólo están posicionadas para ofrecer grandes aumentos de capital si los precios del petróleo siguen subiendo, sino que también son valores fiables de renta variable. Así, sus crecientes dividendos reducen el impacto de cualquier crisis de los mercados del petróleo.

 

Siguientes artículos

Google cumple 20 años: ¿Recomiendan los analistas invertir en su valor?
Por

Uno de los puntos fuertes que destacan los accionistas del buscador es la diversificación de sus negocios.