Antes de hacer las maletas, checa estas 5 recomendaciones para tomar unas vacaciones sin problemas de deudas después.

 

Dentro de unos días prácticamente muchas familias estarán en disposición de gozar unas merecidas vacaciones, pues los niños y adolescentes terminan su ciclo escolar y es la época que mejor acomoda a las familias para vacacionar.

A veces nos invade la euforia y la prisa por vacacionar, pero no olvidemos que siempre la planeación y organización nos ayudan para optimizar tiempo y recursos, nos evitará dolores de cabeza por “gastar sin ton ni son”.

PUBLICIDAD

Lo ideal es que en meses anteriores se haya preocupado por ahorrar el dinero necesario para cubrir sus gastos vacacionales y lo único que le queda por hacer es gastar esos recursos lo mejor posible.

Por el contrario, si piensa hacer uso de financiamiento, es importante que haya calculado si podrá cubrir sin problemas el pago comprometido durante el plazo a contratar de lo contrario le recomiendo que piense dos veces si aun así desea endeudarse.

Independientemente de si paga de contado o por financiamiento sus vacaciones, lo invito a considerar lo siguiente:

  1. En la medida de lo posible acordar con la familia de qué manera quiere disfrutar sus vacaciones, por ejemplo: varios paseos cortos,  un solo destino turístico, distintas actividades dentro y fuera de casa, visitar a algún familiar o amigo, etcétera. Quizás encuentre una mejor combinación y alternativas que lo lleve a usted y a familia disfrutar más y gastar menos.
  2. Si está pensando realizar un viaje a algún lugar turístico, recuerde que hay fechas en las cuales ya se considera “temporada alta” y por consiguiente “altos precios”, trate de buscar algunas alternativas que se ajusten a su tiempo y presupuesto económico.
  3. Es recomendable usar tarjeta de débito o crédito para cubrir sus gastos vacacionales, independientemente de que cuente con el efectivo, este guárdelo muy bien, ya es dinero comprometido, El objetivo de usar cualquiera de estos dos tipo de tarjetas, es  tener un registro de los compras y gastos efectuados y su estado de cuenta le servirá para saber cuánto y en qué gastó.
  4. Si quiere consentir a los peques de su familia, puede aprovechar la ocasión para asignarles una cierta cantidad de dinero y enseñarles cómo y en qué gastar. De esta forma aprenderán que los recursos son finitos y que es mejor gastarlos de la mejor manera posible, no les deje la “cartera abierta”  pues olvidaran el valor del dinero y sobretodo el valor de saberse organizar.
  5. Una vez que regrese de sus vacaciones, y si usó financiamiento, no olvide cuándo tendrá que hacer el primer pago. Cumplir con sus pagos lo hará acreedor a ser sujeto de crédito en otras ocasiones que lo requiera y sobretodo podrá dormir tranquilo.

 

Si piensa ya en las siguientes vacaciones, capitalice las experiencias obtenidas en las que acaba de gozar para que la próxima ocasión sean todavía mejores.

Las mejores vacaciones son aquellas que se disfrutan plenamente, con la tranquilidad de que no tendremos un problema económico posterior, el cual no sólo deteriora nuestras finanzas personales, sino también puede deteriorar nuestra relación familiar…..la cual no tiene precio.

¡Hasta la próxima!

 

 

Contacto:

[email protected]

 

Siguientes artículos

China soportaría una quiebra bancaria, pero ¿una generalizada?
Por

Según los especialistas los préstamos otorgados por el sistema crediticio informal chino se han disparado y ello eleva e...