Cada año, miles de estadounidenses y canadienses hacen maletas exclusivamente para venir a los hospitales mexicanos, ya sea para que los atiendan de un padecimiento, para alguna cirugía estética o una terapia alternativa, debido a que los precios llegan a ser hasta 88% más bajos.

Simplemente el año pasado esta actividad generó una derrama de 3,277 millones de pesos en el país. Esto, a pesar de que el gobierno federal no cuenta con una política pública encargada de estructurar y detonar este negocio, aunque hay que dejar en claro que para trazarla ya está reuniéndose con asociaciones, sector privado y especialistas.

Ante la oportunidad, diversos grupos médicos de diferentes tamaños están viendo la manera de hacerse de una parte de este mercado, que en 2014 representó la llegada de 200,000 pacientes internacionales (cifras más recientes de la consultora Patients Beyond Borders). Este fenómeno se dio sobre todo en sitios como la Ciudad de México, Monterrey, Guadalajara, Tijuana y Cancún.

 

PUBLICIDAD

Segundo intento

Por ejemplo, hace cinco años Médica Sur estableció una oficina exclusivamente para captar turismo médico, pero no tuvo resultados, en parte por desconocimiento del tema, pero también por falta de seguimiento.

Al ver el potencial del mercado, en enero de este año volvió a intentarlo, pues cuenta con la infraestructura necesaria: un hotel Holliday Inn con 50 habitaciones en su complejo hospitalario de Tlalpan, Ciudad de México. Además, el grupo está certificado por la Joint Commission International y tiene una alianza con la Clínica Mayo, con sedes en Rochester y Minnesota, Estados Unidos, a la que envían a capacitar a sus médicos bilingües.

En los primeros dos meses recibieron 15 llamadas de pacientes interesados, sobre todo de Estados Unidos y Canadá. En total atendieron cinco casos, con procedimientos como by pass gástricos, artroscopias de rodilla y procedimientos con Gamma & Knife, un aparato utilizado para cirugías de tumores cerebrales. La meta de 2016 es atender a 20 pacientes del extranjero y esperan aumentar la cifra a 100 o 200 a partir de 2017.

El departamento opera como una agencia de turismo integrado por personal bilingüe, el cual tiene una alianza con brockers que le envían pacientes. Por ahora el personal realiza la reservación del avión, el hospedaje y el transporte terrestre, y luego se lo cobra al cliente, cosa que no ocurre con los honorarios médicos y los insumos utilizados para la cirugía.

De hecho, actualmente la firma analiza el valor de los honorarios médicos y la cirugía, para poder englobarlos y dar un precio por un determinado paquete.

Incluso, Médica Sur tiene en mente la posibilidad de ofrecer el servicio en los hospitales de la Red Médica Sur, que comenzó a operar en 2015 y cuenta con cinco hospitales de las marcas H+, Faro del Mayab y Tec 100, en Ajijic, San Miguel de Allende, Los Cabos, Mérida y Tamaulipas. Está previsto que al finalizar el año alcance los 50 afiliados.

 

En el norte

Los directivos del hospital Christus Muguerza, con sede en Monterrey, Nuevo León, detectaron que en 2009 comenzó a crecer el número de norteamericanos que iban a atender su salud a sus instalaciones. Actualmente la institución no cuenta con un departamento enfocado exclusivamente al turismo médico, pero sí con dos personas que atienden este nicho de negocio.

Para dar a conocer sus servicios crearon un portal, en que los interesados pueden consultar su red médica de hospitales, sus acreditaciones y certificaciones, así como su oferta de salud. Los procedimientos más comunes son: cirugía general, tratamientos oncológicos con equipo CyberKnife o abdominoplastía.

Aunque no es lo más común, en algunos casos muy específicos la institución ofrece ciertos servicios que van más allá de la medicina, como en el caso del CyberKnife, que puede incluir el hospedaje y los alimentos, no así el traslado, que es por cuenta del paciente.

Christus Muguerza está afiliado al Cluster Monterrey Ciudad de la Salud, que se encarga de llevar a cabo la estrategia de promoción en el extranjero y de transmitir a sus afiliados los requerimientos y tendencias de los norteamericanos. Esto le permite hacerse de pacientes internacionales.

El hospital no cuenta con estadísticas de la procedencia de sus pacientes. Sin embargo, sus directivos me comentan que recientemente ha repuntado la llegada de extranjeros, quienes dejaron de ir a causa de la inseguridad. En cambio, los turistas nacionales sí han estado activos, pese a que también se replegaron un tiempo por la misma causa.

 

Junto al mar

Un grupo de inversionistas liderados por Yeoshua Syrquin y Jon Kutz, bajo la plataforma del fondo de inversión Discovery Americas, desarrolló en Los Cabos el Koral Center, un centro hospitalario de segundo nivel que ya opera parcialmente. Una vez que esté concluido, en junio o julio, el complejo, que requirió una inversión de 350 mdd, contará con un Hospital H+, consultorios médicos, torre de especialidades, un Hotel Hampton Inn & Suites By Hilton y plaza comercial, entre otras instalaciones.

Al iniciar el negocio, el grupo estudió más o menos 80 ciudades que mostraban un buen crecimiento de población e ingreso per cápita, y que además tuvieran un déficit en el número de camas por cada 100,000 habitantes, que indicaban una oportunidad para el turismo médico.

Los extranjeros son vitales en el modelo de negocio. De hecho, el 40% de sus pacientes nació en el exterior, aunque radica en México, pero la meta es que el 10% de sus ingresos sea de personas que vengan de otros países exclusivamente para atender su salud o someterse a algún procedimiento médico.

Grupo H+ está diseñando la estrategia que lo lleve a cumplir ese objetivo. De inicio, no quiere trabajar con facilitadores (brackers), pues cobran entre 10 y 20% de la cuenta del hospital por cada paciente que llevan. Su estrategia consiste en crear un vínculo para que los médicos de Estados Unidos y Canadá recomienden a sus pacientes que vayan con un determinado médico mexicano. La idea es que antes y después de la cirugía haya comunicación entre los médicos.

Una de las opciones es crear oficinas en el extranjero. Por ahora, el grupo prefiere afianzar la operación del hospital, que tiene aproximadamente 12 meses abierto, y no meterse en trámites de visado ni de la organización del viaje, por lo que podría utilizar a un facilitador para que se encargue de buscar el hotel, traer el paciente a México y regresarlo una vez que haya sido atendido. Si en un futuro ven que no es complicado podrían ingresar en esta actividad.

 

Siguientes artículos

6 consejos para vender tu casa más rápido
Por

¿Sigues esperando comprador? No dejes que esa casa que quieres vender siga empolvándose. Te digo como hacerla más atract...