Durante la recta final del año, las mesas cronográficas de Vacheron Constantin se preparan minuciosamente, en consonancia con el espíritu de la época y un inmaculado blanco de invierno, para celebrar las fechas decembrinas.

Como es ya su tradición y estilo en la relojera suiza de lujo, la temporada sirve a su vez para acercar tres modelos excepcionales a tono con los festejos navideños, a través de una deliciosa inmersión en un entorno natural deslumbrante, enfatizado sí por el ambiente de ensueño, pero también por la oportunidad de sentir serenidad, gentileza y autenticidad que impregnan a este universo, mientras se vagabundea libremente entre el sentimiento de compartir.

Vacheron Constantin entra en comunión con esta atmósfera encantadora y nos revela tres modelos excepcionales destinados a dejar su huella mágica en el temporada. La fresca luz invernal que impregna la esfera del reloj Overseas, enciende el brillo del reloj Traditionnelle dedicado a las mujeres e ilumina la luna dorada ante las constelaciones que adornan el reloj Patrimony.

Estos tres modelos representan el esmero labrado durante el año, traducido en cronógrafos únicos en su tipo, especiales y vistos como un regalo de valor que perdurará en el tiempo.

PUBLICIDAD

Overseas Cronógrafo – Calibre 5200

Este es el reloj ideal para salir a explorar los territorios invernales. Su caja de acero de 42.50 mm de diámetro enmarca una esfera de tono plateado que evoca los colores de invierno. El sistema de pulsera intercambiable sirve para cambiar de brazalete de acero a correa de cocodrilo o goma, de forma rápida y práctica.

Este es un Vacheron Constantin con un peso oscilante de 22K en forma de una rosa de los vientos, el cual puede ser admirado a través del fondo de su caja de cristal de zafiro, modelo distinguido por una estética extremadamente pura, lo que seguramente causará una impresión duradera.

Traditionnelle Fase Lunar y Reserva de Marcha modelo pequeño – Calibre 1410 AS

Una caja de oro blanco de 18 quilates rodea una esfera de nácar, la cual se ilumina con el fuego de 81 diamantes, curvas generosas y una estética impregnada de autenticidad sólida, combinadas de forma única para hacer de este modelo una encarnación perfecta de los paisajes decembrinos,  increíblemente hermosos.

Más que un guardatiempos único, estamos ante una sutil interpretación de una complicación relojera interpretada en modo femenino. Su caja de 36 mm de diámetro está engastada con 81 diamantes, tanto en su bisel, asas y corona, mientras que su aura de distinción refinada muestra todos los códigos de identidad de la colección Traditionnelle.

Golpeando al ritmo de un movimiento de cuerda manual mecánico (Calibre 1410 AS), este delicado modelo presenta también una de las complicaciones más románticas de la alta relojería: la fase lunar. Equipado con un tren de engranajes de alta precisión, el sofisticado mecanismo de esta función requiere una sola corrección cada 122 años.

Patrimony Fase Lunar y Fecha Retrógrada – Calibre 2460 R31L

Este reloj comparte líneas puras, elegancia atemporal y una autenticidad sin precedentes, esencia misma del encanto del invierno. Más allá de dejar una huella imborrable en quien lo posee, convertirse en el dueño de un Patrimony Fase Lunar y Fecha Retrógrada como este es una invitación ineludible a mirar hacia el cielo.

Este reloj de oro rosa de 18 quilates 5N, impulsado por un calibre interno, se encuentra adornado con una esfera que representa el ciclo y la edad de la luna sobre un fondo plagado de estrellas, para el que no se requiere ninguna corrección durante 122 años. Vacheron Constantin asocia esta elegante combinación con una pantalla de fecha retrógrada que se extiende a lo largo del borde superior de la esfera.

También puede interesarte: En este sitio se fabrica la perfección horaria

 

Siguientes artículos

Fundación Mary Streets Jenkins dona 50 mdp para reconstrucción en Puebla
Por

La Fundación de origen poblano y en funciones desde 1964 solicitó que 50% de los donativos se destinarán al apoyo en rec...