Reuters.- La cobertura de vacunación general en Cuba y el plan temprano para inocular a sus niños fueron esenciales para derrotar a Ómicron en la isla, señalan expertos.

Ómicron llegó a Cuba en diciembre, pero estuvo muy lejos del incremento pronunciado de infecciones y muertes observado en otras naciones. Desde entonces los casos se han reducido en más del 80%, según datos oficiales. Las muertes también se han mantenido en alrededor del 10% o menos de su pico a lo largo de la ola de Ómicron, según un recuento de Reuters.

El virólogo cubano residente en Brasil Amilcar Pérez Riverol dijo que mientras las cifras de casos varían ampliamente de un país a otro dependiendo de las pruebas, la baja tasa de muertes reportadas y las enfermedades graves, en particular, sugieren que Ómicron no se expandió con tanta rapidez en Cuba.

“Al parecer Ómicron no va a tener ni de cerca el impacto que tuvo Delta en Cuba, o incluso, el impacto que está teniendo en otros países, ni ejercer la presión en el sistema hospitalario que ha ejercido en otros países”, dijo a Reuters Pérez Riverol.

A nivel mundial, Ómicron ha demostrado ser mucho más infecciosa que la variante Delta, pero también menos probable de causar enfermedad grave, aunque los científicos dicen que el gran número de casos podría ser una explicación debido al aumento de las hospitalizaciones en muchas naciones.

Los niños pequeños, en particular, se han vuelto vulnerables a la propagación de Ómicron en muchos países, ya que algunas vacunas, incluidas las producidas por Pfizer, Moderna y Johnson and Johnson aún no ha sido aprobadas por los reguladores para menores de 5 años.

Cuba, una nación pobre del Caribe, desarrolló sus propias vacunas y se convirtió en el primer país del mundo en comenzar la vacunación masiva de niños a partir de los 2 años contra el Covid-19.

Desde entonces, trabajadores de la salud en la isla inocularon a 1,8 millones de niños de entre 2 y 18 años, o más del 96% del total, sin efectos secundarios graves, según datos oficiales.

Eduardo Martínez, presidente de la farmacéutica estatal cubana BioCubaFarma, dijo que el programa de vacunación distingue a Cuba en su lucha contra Ómicron.

“En otras partes del mundo, el virus circula más en la población pediátrica, pero eso no está pasando en Cuba”, dijo esta semana en conferencia de prensa.

Sigue la información sobre los negocios y la actualidad en Forbes México

Científicos cubanos sostienen que sus vacunas Abdala, basada en proteínas de cosecha propia, Soberana 02 y Soberana Plus, ofrecen más del 90% de protección contra el Covid-19 sintomático cuando se aplica en esquemas de tres dosis.

Cuba ha vacunado completamente al 87% de su población, y casi el 94% ha recibido al menos una dosis para ubicarse entre los tres primeros a nivel mundial entre países de al menos 1 millón de habitantes, según estadísticas compiladas por “Our World in Data”.

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

 

Siguientes artículos

Trump, ¿en problemas? su deuda ya suma 1,300 mdd
Trump y dos de sus hijos tendrán que declarar por investigación de la fiscal de Nueva York
Por

El ex presidente y dos hijos deberán responder a preguntas bajo juramento en el marco de una investigación civil de la f...