Una de las grandes incógnitas que fortalecen los lazos con nuestros seres queridos cuando éstos ya no están, gira en torno a cómo nos comunicamos con ellos, de qué forma ese vínculo se transforma y se comprende, también a través de quiénes somos como familia, pueblo y cultura.

Con esa conciencia que fortalece la tradición mexicana que nos habla sobre trascender, incluso a través del rescate de las tradiciones e innovación de estas, Valle de la Paz es el primer y único jardín de descanso con una visión particular de la muerte y la transcendencia del ser humano, proveniente de nuestras raíces, sin perder la esencia e importancia que implica acudir al panteón y reencontrarnos quienes ya no están.

De esta manera, Valle de la Paz mantiene un sobresaliente estándar de calidad, a través de la innovación y el minucioso cuidado en cada detalle: atención personalizada antes, durante y posterior a la pérdida del ser querido, teniendo en cuenta que la persona que se despide es única e irremplazable. Sabiendo que ir al panteón es sinónimo de la permanencia de un lazo inquebrantable: el no olvidar.

Sin perder de vista este sentido que la dota de singularidad dentro de la industria funeraria, Valle de la Paz es un líder de su ramo, en cuanto a calidad, atención y servicio, además de la propuesta de nuevas dinámicas funerarias que otros tienden a imitar, pero pocas veces se logra equiparar.

Como ejemplo, su tradicional evento Cultura Viva, el cual se lleva a cabo desde hace más de diez años y que se ha convertido en el precursor del rescate de esta bella y profunda tradición en el norte del país.

Actualmente, Valle de la Paz es la única empresa funeraria en México comprometida con una filosofía enfocada a promover esos lazos entre los que están y los que se adelantaron, a través de experiencias humanas que trasciendan en la comunidad de una manera positiva y enriquecedora.

Como parte de este compromiso con la comunidad, Valle de la Paz ha trabajado durante más de diez años en promover una visión diferente de la muerte, viéndolo como una parte esencial de la vida que nos dota de identidad, cultura y transcendencia. Producto de esta filosofía, es la celebración de día de muertos Cultura Viva, en donde año con año han logrado cambiar la percepción de la comunidad sobre la muerte, llegando a reunir a más de 66,000 personas dispuestas a conmemorar la tradición con esencia única de cada estado que representan a nuestro país.

 Año con año, la compañía logra enriquecer este evento cultural con diferentes raíces de cada uno de los estados de la República Mexicana, brindando un espacio para la promoción de cada uno de los estados invitados; a su gente, su cultura, creencias y fortaleciendo los lazos entre entidades a través de lo más humano que es la muerte.

Por medio de sus celebraciones, servicios y visión, la misión de Valle de la Paz es la misma: dignificar en todo momento la memoria de nuestros seres queridos.

 

Siguientes artículos

cempasuchil
Estos son los estados que destacan por el cultivo de cempasúchil
Por

El nombre de esta flor proviene del náhuatl cempohualxochitl, donde cempohuali significa veinte y xochitl flores, lo que...