Notimex.- El compromiso de la Comisión para la Reconstrucción de la Ciudad de México es que la vivienda unifamiliar (casas) quede lista en 2020 y la multifamiliar (edificios) en 2021, sostuvo César Cravioto Romero, quien aseguró: “vamos a cumplir”.

“El compromiso que hemos asumido, la instrucción que tenemos de la jefa de Gobierno, Claudia Sheinbaum, es que todos los damnificados regresen a una vivienda digna, una vivienda segura y lo vamos a cumplir. Y seguimos manteniéndonos en que en 2021 termina la reconstrucción, pues porque ese es el compromiso que asumimos”, dijo.

“Queremos llegar a diciembre (de este año) con más de 250 edificios intervenidos” de alrededor de 400, expuso el comisionado sobre la vivienda multifamiliar al detallar que -hasta principios de septiembre- unos 40 habían terminado su proceso de rehabilitación, se tenían más de 130 en obra y el primer edificio reconstruido listo.

En lo que corresponde a las casas, precisó, las alcaldías con más daños son Iztapalapa, con alrededor de seis mil viviendas; seguida de Tláhuac y Xochimilco, con casi dos mil 500 en cada caso, las cuales concentraban entre 90 y 95 por ciento de la afectación en ese rubro, pero se calculaba llegar a unas 14 mil. Puntualizó que tres unidades estaban intervenidas y casi 500 entregadas.

El sismo de aquel 19 de septiembre de 2017 generó un daño muy “extendido por toda la ciudad. No hay una sola alcaldía que no tenga algún tipo de daño”, subrayó en entrevista con Notimex al subrayar que hubo afectaciones en más de 500 colonias de la Ciudad de México.

“Entonces eso habla de lo complejo que es también, porque se compara mucho 1985 con el 2017. Si bien hubo más desastre en el 85 porque fueron más edificios que se vinieron abajo, que se colapsaron, más gente que perdió su vida, la verdad es que el número de extensión del daño fue mucho mayor en el 2017”.

Sobre las grietas en la zona sur de la Ciudad de México comentó que hay seis mil 500 dictámenes de suelo de predios, sobre todo en el oriente de Iztapalapa, Tláhuac y Xochimilco, aunque faltan, y de los cuales algo más de 500 viviendas tendrían que reubicarse.

Ese proceso de dictaminación debe terminar en los próximos meses, porque entre diciembre y enero tendría que iniciar la reubicación de esas viviendas, anotó Cravioto Romero.

Abundó que también se registraron mil 900 escuelas afectadas en la capital del país, de las cuales sólo faltan 144 para que termine su entrega; unas se harán en los próximos meses y las últimas a principios del año próximo.

Asimismo, detalló, se tienen unos 200 monumentos históricos y culturales, así como seis mercados y cuatro clínicas del gobierno local, todo lo cual se atiende con el apoyo de instancias como las secretarías de Cultura, Desarrollo Urbano y Vivienda, Desarrollo Económico, Instituto Nacional de Antropología e Historia, Bellas Artes, alcaldías y fundaciones.

Todo el recurso de la reconstrucción se va a comprometer de aquí a fin de año, pero no se va a ejercer todo por los tiempos de las obras. Indicó que para el año próximo se esperarían alrededor de tres mil millones de pesos.

“El dinero con el que se está apoyando a los damnificados es dinero de todos los contribuyentes de la Ciudad de México, y de manera muy responsable y fraterna todos los capitalinos estamos ayudando a los damnificados.

“Entonces también los damnificados tienen que asumir su responsabilidad de cuidar esos inmuebles, insisto: de darles mantenimiento, de que sean inmuebles que no vuelvan a regresar a estar en una situación de riesgo”, advirtió el comisionado.

Sostuvo que la reconstrucción en la administración anterior “se inició a medias”, pues no se atendió ni una vivienda unifamiliar, además de que la situación quedó muy retrasada y enredada en trámites. “No nos dejaron, digamos, sana la parte de la reconstrucción”.

En ese sentido, señaló que el gobierno anterior dejó poco más de 60 edificios con avance de obra y todos se están revisando.

 

Siguientes artículos

Tras 15 meses de parálisis, la reconstrucción en CDMX apenas comienza
Por

La gestión de los procesos de reconstrucción tras los sismos de 2017 no sólo se retrasaron, sino que hay elementos que s...