Esta mañana de viernes, Donald Trump usó Twitter para ventilar sus diferencias con los legisladores del Partido Demócrata de su país al acusarlos de no querer arreglar las leyes de inmigración de su país. En un tuit, el presidente de Estados Unidos utilizó la relación comercial de su país con México y las leyes de inmigración de su país vecino para atacar a los demócratas.

PUBLICIDAD

“80% de las exportaciones de México son a Estados Unidos. Ellos dependen completamente de nosotros, lo cual está bien. Ellos tienen, sin embargo, Leyes de Inmigración muy estrictas. EU tiene Leyes de Inmigración patéticamente débiles e inefectivas. Leyes que los demócratas se niegan a ayudarnos a arreglarlas. ¡Vamos a hablar con México”.

De esta publicación no se desprende si Trump profiere su última frase como amenaza o como una declaración de que hablará con México para pedir ayuda o asesoría.

En un tuit posterior, Trump dice que: “Tenemos que mantener una fuerte frontera al sur. No podemos permitir que nuestro país sea invadido por inmigrantes ilegales en tanto que los demócratas cuentan sus cuentos falsos de tristeza y dolor con la idea de que ésto les ayude en las elecciones. ¡Obama y otros tuvieron las mismas fotos y no hicieron nada al respecto.

En esta publicación quizá Trump se refiere a la reciente crisis en la que funcionarios fronterizos de su administración comenzaron a separar a niños de sus papás que cruzaban la frontera de EU con México. Se ha dicho que entre 2,700 y 3,000 menores están en esa situación que comenzó por disposición federal.

El mandatario estadounidense también pidió a los republicanos “no perder el tiempo” con el tema migratorio en el Congreso hasta después de las elecciones de noviembre, ya que consideró que los demócratas no tienen intenciones reales de solucionar esta situación y que sólo están jugando.

“Los demócratas solo están jugando, no tienen la intención de resolver nada para solucionar este problema de décadas. Podemos aprobar gran legislación después de la Ola Roja”, sostuvo en alusión al color emblemático del Partido Republicano.

El liderazgo republicano de la Cámara de Representantes se vio forzado a posponer un voto sobre una propuesta “moderada” de migración hasta la próxima semana ante la falta de apoyo suficiente y luego que fue derrotada una versión “dura”.

Ante la presión internacional, así como por el repudio de políticos, organizaciones, empresas y el público estadounidense, Trump firmó hace unos días una orden para detener esa práctica en la frontera.

Luego de que Trump emitió la orden, su esposa, Melania Trump, viajó sorpresivamente a la frontera como un esfuerzo de aliviar la tensión que se desató la semana pasada por las imágenes de niños confinados en jaulas en centros de detención. Sin embargo, su intención se diluyó ante el vestuario que utilizó, incluyendo una chaqueta de Zara con la leyenda: A mí no me importa. ¿Y a tí?

 

Siguientes artículos

Fundación Azteca se defiende de investigación sobre orquestas infantiles
Por

Esteban Moctezuma, colaborador de AMLO, acusó que el reportaje tiene la intención de dañar al candidato presidencial.