A partir del año 2001, la Secretaría de Turismo Federal creó el programa Pueblos Mágicos de México y en su lista, se encuentran 3 bellos pueblos en el Estado de Sinaloa: El Fuerte, Cosalá y El Rosario. Y posiblemente pronto sumen uno más pues su trámite de registro ante la SECTUR está muy avanzado; el poblado de Mocorito. 

Pero los sinaloenses, que no se conforman con poco, crearon su propio programa de turismo rural, al que han denominado: Pueblos Señoriales. Un exitoso programa que, si bien exige menos requisitos que los de Pueblos Mágicos, también es escrupuloso al otorgar este distintivo, y hoy lo pueden presumir pintorescos poblados que cuentan con historia, tradiciones y leyendas, e infraestructura para atender a los viajeros: Elota, San Ignacio, Copala, Villa de Ahome y, al que los del sur de Sinaloa nombran su joya de esta corona: El Quelite.

En estos bellos pueblos sus habitantes también se han sumado a programas de calidad para certificar sus procesos y muestra de ello es el restaurante El Mesón de Los Laureanos, en el poblado El Quelite, quién recibió de la CANIRAC Nacional, el pasado 2 de Septiembre, el reconocimiento como el mejor restaurante de Tradiciones Mexicanas en el país.

PUBLICIDAD
mazatlan2

El Quelite, así como Copala, San Ignacio y El Rosario, se han convertido en un gran atractivo para los turistas que llegan a Mazatlán buscando un destino de sol y playa, y encuentran a solo unos minutos, una puerta al pasado que los lleva a pueblos llenos de colorido, magia y señorío, con calles empedradas y casas de rojos tejados, que conservan la belleza, cultura y tradición ancestral que a todos gusta.

El encanto de los pueblos Mágicos y Señoriales, vecinos de Mazatlán, cautiva año con año a los visitantes, tanto nacionales como extranjeros, que se sumergen en su historia minera, su clima tropical, sus viejas iglesias y leyendas fantasmales. Estas localidades poseen un pasado milenario que no sólo incluye la época colonial, sino que se extiende hasta la antigüedad, cuando los grupos nahoas dejaron sus impresiones del mundo talladas en piedras. Pinturas rupestres, festejos multicolor, edificios misteriosos, tradiciones indígenas y rica gastronomía es tan sólo una parte de lo que hace de estos pueblos verdaderas joyas turísticas enmarcadas en bellezas naturales y en un ambiente de tranquilidad y bohemia.

mazatlan3

Combinar la aventura de recorrer pueblos del valle y la montaña, convivir con alfareros, tejedores de cestas de mimbre, artesanos de madera, concha y plama, degustar quesos de rancho, leche fresca, carne de venado, requesón y jamoncillos, el mismo día que se puede jugar golf en espectaculares campos frente al mar, pescar un marlín o pez vela y cerrar la noche en un concierto con la orquesta de cámara de la ciudad en un teatro patrimonio de la nación, sólo se puede vivir en Mazatlán.

 

Siguientes artículos

Israelí Teva acuerda comprar a Rimsa por 2,300 mdd
Por

A través de esta adquisición, Teva, basada en Israel, se convertirá en una de las mayores empresas farmacéuticas en Méxi...